Las Provincias

La Valldigna solicitará ayudas europeas para mejorar el transporte público y las zonas verdes

Los municipios de la Valldigna solicitarán ayudas europeas para llevar a cabo mejoras en el transporte público y en las zonas verdes. El pleno de Tavernes aprobó solicitar a la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio la modificación de la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana (ETCV), con la intención de que la Vall pase a formar parte de la Área Urbana Integrada por Benifairó de la Valldigna y Simat de la Valldigna.

Estos tres municipios tienen problemas comunes y buscan fórmulas de cooperación para ordenar los sistemas de transporte o las infraestructuras verdes.

Con la incorporación de Tavernes a esta Área Urbana Integrada se podrá conseguir un territorio más competitivo en el ámbito económico, más respetuoso con el medio ambiente y más integrador en la vertiente social.

Hace un año, la Mancomunitat ya pidió que se modificara la Estrategia Territorial y que Tavernes se integrara con Simat y Benifairó. El Ayuntamiento de Tavernes mantuvo reuniones con el director general de Ordenación del Territorio y de Urbanismo para que se tuviera en cuenta esta demanda.

Esta condición de Área Urbana Integrada para los tres municipios permite acceder, de acuerdo con unos criterios de población (más de 20.000 habitantes), a varias convocatorias de financiación europea. En este momento, el objetivo más inmediato sería poder acceder al Edusi (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado), dentro de las líneas de actuación europeas conocidas como Europa 2020.

El diseño del Edusi contará con la participación de la ciudadanía. Por ello, la Mancomunitat de la Valldigna, que será el órgano gestor de este plan, ha impulsado un proceso de participación que debe guiar las acciones de la entidad durante el programa de fondos europeos. El concejal de Urbanismo de Tavernes, Josep Llàcer, remarcó que «este proyecto en común de Tavernes, Simat y Benifairó es una estrategia de desarrollo que definirá como se quiere la Valldigna del futuro».