Las Provincias

El nuevo comisario de Gandia promete luchar contra la droga y rebajar la criminalidad

  • Ángel Alcázar Sempere, que procede de Alzira, cuenta con 37 años de experiencia en el cuerpo y dispone de la Cruz Roja al Mérito Policial

El nuevo comisario de Gandia, Ángel Alcázar Sempere, prometió ayer trabajar por rebajar la criminalidad en la Ciudad Ducal y por mantener la tendencia a la baja de la comisión de delitos de la última década. El jefe de la Policía Nacional sustituye en el cargo a Armando Jiménez, que se jubiló hace un mes.

El cuerpo de seguridad organizó un acto en los salones de Fomento de Gandia para dar a conocer la llegada a la ciudad de Alcázar. En la presentación estuvieron presentes miembros de todos los cuerpos de seguridad, entre ellos el jefe superior de Policía, José Javier Cuasante; el comisario provincial de Valencia, Miguel González de Fez; el capitán de la Guardia Civil de Gandia, Pedro Monleón; el jefe de la Policía Local, Marc Cuesta, y el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues.

En su intervención, Alcázar destacó sus 37 años de dedicación al cuerpo y su vinculación con la Comunitat Valenciana. El nuevo responsable del cuerpo en Gandia ascendió a comisaría hace un año y fue destinado a Alzira-Algemesí, donde ha desarrollado su labor durante los últimos meses.

Dijo estar satisfecho de haber sido destinado a Gandia, ya que es la ciudad más importante de la zona sur de la provincia, lo que supone «una gran responsabilidad». Pero, además, Alcazár reveló algunas de las directrices que van a caracterizar su periodo en la ciudad.

El nuevo comisario aseguró que pondrá todo su empeño en mejorar «la seguridad ciudadana», labor para la que cuenta con unos 200 agentes. El agente añadió también que se centrará en luchar «contra la droga» e intentar llevar ante la justicia a quienes cometan delitos de tráfico de estupefacientes.

Otras de las metas de Alcázar serán, como él mismo relató, «proteger a la población más vulnerables» y estar más cerca de las víctimas de la violencia contra la mujer». A todo esto agregó otro objetivo: reducir los índices de criminalidad.

Precisamente sobre las tasas de delincuencia habló Cuasante. El jefe superior de la policía dijo que las estadísticas demuestran que la comisaría de Gandia ha hecho las cosas bien durante los últimos años y una prueba de ello es el descenso de los hechos delictivos.

Grupos especializados

Cuasante destacó la profesionalidad de Alcázar. Aseguró que es un gran profesional y que ha estado en grupos especializados de investigación, algo que le será muy útil para desempeñar su nuevo cargo.

Por su parte, el delegado del Gobierno alabó la labor de la comisaría de Gandia en los últimos años, ya que se ha reducido a la mitad en una década la tasa de delincuencia, cayendo al 54,8 en este año.

«Gracias a la efectividad policial, la criminalidad ha descendido un 11,2%». Al cierre del tercer trimestre de 2016, se han cometido en la ciudad de Gandia 3.249 delitos, 409 menos que en el mismo periodo del año anterior, donde fueron 3.658 los delitos.

Moragues destacó que se trata «del mayor descenso de todas las grandes ciudades de la provincia de Valencia», que está «muy por encima tanto de la media de la Comunitat, donde la reducción de delitos y faltas ha sido del 1,8%».

Durante el acto, Moragues remarcó la excelente labor del que hasta ahora ha sido comisario de Gandia, Armando Jiménez, quien ha estado al frente de la comisaría de la ciudad más de nueve años con un excelente trabajo reduciendo los índices delictivos. Finalmente, destacó que el nuevo responsable del cuerpo de seguridad en Gandia cuenta con la Cruz Roja al Mérito Policial.