Las Provincias

Francesc Colomer defiende en Gandia la nueva Ley de Turismo

Un instante de la reunión celebrada ayer en los salones de Fomento de Gandia. :: lp
Un instante de la reunión celebrada ayer en los salones de Fomento de Gandia. :: lp
  • La ciudad alberga una reunión sobre el futuro del sector en la Safor en la que Rafa Juan pide a las instituciones que «aprovechen los recursos»

«La nueva Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad contiene las claves para convertir el sector turístico en una economía turística», aseguró ayer en Gandia el secretario de la Agència Valenciana de Turisme, Francesc Colomer.

El dirigente presidió un desayuno de trabajo que la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) y la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor (FAES) celebraron en los salones de Fomenteo para debatir sobre 'El turismo en la Safor: presente y futuro'.

En el acto, también estuvieron el presidente de la Federación Hotelera de la Comunitat, Luis Martí, quien también preside la Comisión de Turismo de la CEV, de la que son miembros también los presidentes de ALOGA y AEHGS, Óscar Ferrairó y Vicente Frasquet.

Martí se mostró preocupado en su discurso por el descenso del gasto medio del turista: «Una realidad que no puede quedar oculta». Asimismo, hizó hincapié en que una de las debilidades de la comarca «es la gran estacionalidad», frente a lo que se plantean algunas alternativas.

Entre ellas destacó «políticas activas que pongan en valor la cultura, el deporte o, incluso, el turismo de congresos». Para ello es necesario, según Martí, «la coordinación entre Ayuntamientos, instituciones públicas y empresas privadas que adopten conjuntamente grandes cambios para hacer frente a los retos que la actual economía plantea». En este sentido, incidió en la importancia de trabajar por el turismo «como una de las alternativas al crecimiento de la Comunitat». La nueva ley turística huye del «triunfalismo, el autobombo y el confort».

Por su parte, el presidente de FAES, Rafa Juan, se mostró preocupado ante el escaso aprovechamiento «que hacen las instituciones de todas las oportunidades que presenta la Safor». Además reivindicó la necesidad de más infraestructuras que permitan «jugar en la misma liga que otros destinos turísticos».

Juan instó al Consell a que parte «de los recursos públicos se destinen a desarrollar estas mejoras infraestructurales que marcarán el futuro de las localidades y empresarios». «Hay una serie de deficiencias básicas que hay que corregir para poder conseguir algo de calidad», sentenció.