Las Provincias

Gandia crea tres miradores y licitará la gestión de los parajes naturales antes de fin de año

Castillo de Gandia, donde el gobierno local iniciará la construcción de un mirador en unas semanas. :: pau sanmiguel
Castillo de Gandia, donde el gobierno local iniciará la construcción de un mirador en unas semanas. :: pau sanmiguel
  • La empresa que asuma la contrata organizará rutas por el marjal, l'Auir, el Serpis y el castillo de Bayren y dirigirá los centros de interpretación

El gobierno de Gandia (PSPV y Més Gandia) da un paso más en la protección de los parajes naturales de la ciudad. El consistorio tiene previsto habilitar tres miradores en espacios verdes singulares y prevé licitar en breve la contrata de gestión de las zonas verdes antes de fin de año.

El objetivo es que en 2017 una mercantil especializada se haga cargo de todos los parajes protegidos de Gandia y de los centros de interpretación. Esta acción pretende, según el edil de Gestión Responsable del Territorio, Xavi Ròdenas, «poner en valor cada uno de los espacios y lograr que la ciudadanía disfrute de ellos».

La contrata está entro del plan Xarxa d'Infraestructures Verdes de Gandia (Xivega), una iniciativa con la que se pretende gestionar «de la mejora manera posible todos los parajes municipales», todos ellos protegidos en distintos grados. Para ello, el gobierno anunció hace unos meses la puesta en marcha de un programa para ceder la gestión de seis espacios verdes y de varios centros de interpretación.

La mercantil que se haga con el servicio se hará cargo del entorno del castillo de Bayrén, la playa de l'Auir, el área natural del Parpalló-Borrel, el río Serpis, el marjal de Gandia y la Anella Verda (red de zonas verdes y parques que rodea la ciudad). Además, la empresa gestionará el Aula Natura, el Centre d'Interpretación del Parpalló y la Cova del Parpalló.

Todo ello con «la intención de que cada uno de los centros y los parajes reciban visitas y tanto vecinos como turistas conozcan el alto valor ecológico e histórico de estas zonas de Gandia», apuntó el edil Ròdenas. De hecho, el concejal de Més Gandia aseguró que han sido meses de mucho trabajo para preparar el «pliego de condiciones». El titular de Gestión Responable del Territorio dijo que en cuestión de «tres o cuatro semanas» se hará la exposición pública del documento, con el fin de que si algún organismo o entidad quiere alegar lo haga.

A todo esto añadió que espera que una vez que se hayan presentado las empresas y se realice la cesión de este servicio, la nueva contrata empiece a estar operativa a principios de 2017. Ròdenas remarcó que la empresa que gestione los espacios naturales y los centros de interpretación «tendrá que organizar excursiones y visitas a todos ellos», unas «serán gratis y otras con coste».

De hecho, desde antes del verano esta práctiva ya se puso en marcha en la Cova del Parpalló y el Aula Natura del Marjal. El edil añadió que la empresa «estará tutorizada» por el Ayuntamiento de Gandia y «siempre se hará un seguimiento de las actividades que realice». Además, el departamento publicará una revista de «forma trimestral para dar cuenta del funcionamiento del sistema y de las iniciativas de Xivega». En ese sentido, comentó que este verano, ya ha editado un folleto con los planes que propone Gandia dentro de la red y dijo que en breve se publicará otra con las novedades de los próximos meses.

Sin cifras económicas

Ròdenas declinó hablar de las cantidades económicas de la contrata. Estas cifras se conocerán, dijo, una vez que esté listo el pliego de condiciones y salga a exposición pública. El proyecto contará también con tres miradores en lugares estratéticos de Gandia.

Estas infraestructuras se colocarán en el Castell de Bairén, en la Cova del Parpalló y en el Pla de Santa Anna. Estos espacios los habilitará el gobierno local. De hecho, la construcción del mirador de Bayrén arrancará en tan sólo unas semanas.

Ròdenas explicó que el consistorio ha recibido una ayuda de 3.000 euros para este fin. Desde el mirador se podrá contemplar todo el marjal de Gandia, la playa y el mar. Además habrá vistas desde Cullera hasta Dénia. La ejecución de las obras correrá a cargo del Ayuntamiento.

Pero, además, habrá otros dos espacios similares. Uno estará en el paraje Parpalló, desde donde también habrá unas espectaculares vistas, «hasta el Montgó o el Cabo de San Antonio». En este espacio ya hubo un mirador, pero ahora el gobierno restaurará los restos del recinto y lo mejorará

El tercer recinto estará en la montaña de Santa Anna, en el paraje del Pla. Desde este punto se podrán avistar también distintos puntos Gandia y de localidades cercanas. La construcción de estos dos últimos miradores será dentro de unos meses y Ròdenas espera obtener ayudas de administraciones superiores. La gestión de estos recintos será a cargo de la empresa que se haga con el concurso de Xivega.

La mercantil será la encargada de llevar a gente a todos los espacios: «Mediante excursiones a todos los parajes municipales». La empresa también se encargará de trazar rutas por el Serpis, el marjal y l'Auir. Todos los parajes están protegidos en diferentes categorías, así como el castillo.

Ròdenas finalizó explicando que esta iniciativa de gestión del patrimonio verde es «única y pionera en la Comunitat». «Vamos en la línea de lo que se está haciendo ya en Europa, y algunas instituciones, como la Diputación de Barcelona, se han interesado en nuestro trabajo. Se está valorando la posibilida de cread una red nacional sobre la protección y gestión de parajes naturales», concluyó.