Las Provincias

Xeresa y Xeraco prevén restaurar la Sèquia Travessera y crear un paseo en el marjal

  • Los gobiernos locales piden ayuda a Diputación para drenar el cauce y rehabilitar la mota que separa las parcelas de cultivo y la zona de cañizo

xeresa. Los gobiernos de Xeresa y Xeraco han proyectado un paseo natural junto a la Sèquia Travessera. Este sendero natural discurrirá entre los términos de Gandia y Xeraco. La acequia se ha ido deteriorando con el paso de los años, sobre todo, ante el escaso mantenimiento realizado durante las últimas décadas en el marjal de la Safor. Este estrecho cauce separa los terrenos de cultivo del marjal de la zona de cañizo, conocida como Les Galerases.

El objetivo de ambas localidades es restaurar la Sèquia Travessera, que recorre de norte a sur el término municipal de Xeresa, y convertirla en un atractivo turístico. Para ello, se pretende habilitar un paseo natural junto a la acequia que enlace con parajes de marjal de Gandia y Xeraco.

Los alcaldes de Xeresa y Xeraco, Tomàs Ferrandis y Francesc Serralta, han visitado ya algunas administraciones públicas con la intención de explicar el proyecto de recuperación y obtener financiación, entre ellos la Diputación de Valencia. Ferrandis indicó que se trata de una intervención necesaria ya que la acequia «forma parte fundamental del ciclo del agua de Xeresa y Xeraco». El alcalde nacionalista explicó que el cauce de Travessera esta ubicada en un lugar estratégico del marjal de la Safor.

Barrera natural

Esta acequia separa la zona de cultivo del término de Xeresa y del espacio de cañizo, conocido como Les Galerases. Esto hace que sea una zona de alto valor natural, al ser la frontera natural entre dos ecosistemas diferenciados: «La acequia es la barrera entre el marjal y las parcelas de cítricos y su degradación es negativa para ambas zonas». Ferrandis matizó que la Sèquia Travessera no se ha drenado en los últimos años y la «mota» que discurre junto a ella ha perdido altura por la erosión del viento y la lluvia. Este pequeño montículo de arena es el garante de que no se mezclen las aguas del marjal y la acequia,

Por ello, el proyecto que quieren impulsar prevé la restauración de la mota, aportando la arena que sea necesaria. Esto, sumado, a la limpieza del lecho de la acequia, mejoraría el ciclo del agua entre las parcelas de cultivo y la zona de cañizo. «En estos momentos, cuando llueve la acequia se desborda y el agua pasa a los huertos y a les galleases».

Esto es lo que se quiere impedir, ya que el exceso hídrico puede llegar a afectar a las raíces de los árboles: «El cauce tiene que desaguar de forma natural, no desbordarse». Por ello, una vez drenado el lecho y restaurada la mota, Teresa y Xeraco quieren aprovechar la intervención para crear un paseo natural en la zona húmeda. Este corredor partiría desde el marjal de Borrons, antigua reserva de samaruc.

El trazado llegaría hasta Xeraco, pasando junto al motor de riego del Caminàs, y alcanzaría los ullals de la localidad vecina. De hecho, los afloramientos de agua de Xeraco están bien conservados y ya cuentan con zonas de recreo y miradores de aves. Para llevar a cabo esta actuación, Ferrandis y Serralta se han reunido ya con responsables de algunas administraciones.

Hace unas semanas, los primeros ediles visitaron la Diputación de Valencia con el fin de obtener financiación. En la entidad provincial sólo obtuvieron el compromiso de tener apoyo técnico. Esto es un primer paso, ya que una actuación de este tipo «requiere la supervisión de expertos en medio ambiente».

Aún así, agregó Ferrandis, que en breve mantendrán reuniones con responsables de otros organismos dependientes de la Generalitat para obtener algún tipo de subvención y tienen previsto también solicitar ayuda a la Confederación Hidrográfica del Júcar.

Ferrandis añadió que la estructura del paseo «está muy clara». Tiene que ser un «sendero desde el que se aprecie tanto el marjal de la Safor como las montañas de Xeresa y Xeraco». El edil añadió que el trazado discurrirá sobre la mota y será lo suficientemente amplio como para que circulen varias personas. El alcalde descarta la utilización de materiales como madera ya que esto impediría que pasearan caballos y el objetivo es darle el mayor uso posible.