Las Provincias

El Consell desbloquea el centro de salud de Oliva y cifra la obra en 2,7 millones

  • El secretario autonómico asegura que informará sobre la necesidad del recinto sanitario de Sant Francesc tras comprobar todos los certificados

El Consell se ha puesto manos a la obra para desbloquear la futura construcción del centro de salud de Sant Francesc de Oliva. El Gobierno autonómico ha cifrado la construcción de este recinto en 2,7 millones de euros. Estas son algunas de las conclusiones de la reunión que mantuvieron ayer el alcalde de la ciudad, David González, y el secretario autonómico de Sanidad, Narcís Vázquez, indicaron desde el gobierno local.

El primer edil tildó el encuentro de «muy productivo» y destacó que los responsables de Sanidad «están cumpliendo sus compromisos con Oliva». De hecho, González recordó que hace justo diez meses él y la concejala de Salud Pública, Imma Ibiza, lograron el compromiso de los responsables de conselleria «para dar un nuevo impulso a este proyecto», uno de los más reivindicados por Oliva en los últimos años.

En el encuentro, en diciembre de 2015, el director general de Asistencia Sanitaria se comprometió a iniciar el expediente para determinar y valorar las condiciones que debía tener el nuevo centro de salud. Para ello se iba a revisar la documentación existente: el certificado de la cesión de los terrenos o el proyecto básico remitido en su día por el ayuntamiento.

En ese momento, los responsables del Consell dejaron claro que, en el escenario más favorable, es decir, en caso de que en 2016 la conselleria informara favorablemente sobre la necesidad del centro, «no sería una realidad hasta el año 2019, ya que primero se debería incluir en el Presupuesto de la Generalitat de 2017, y el plazo medio de construcción es de 3 años», añadieron.

Todos los puntos acordados hace casi un año se han cumplido, remarcó González: «El primer paso importante ya se ha dado con el informe favorable del Plan Funcional de Asistencia Sanitaria y la tasación de la inversión correspondiente, lo que abre la puerta a la puesta en marcha del centro de salud».

Por ello el alcalde agradeció «la buena predisposición de los actuales responsables de la conselleria, que no encontró en el anterior gobierno de la Generalitat», y que se está traduciendo, dijo, en hechos concretos para hacer avanzar el expediente. Además, instó a Sanidad a la inclusión de la inversión en el Plan de Dignificación de Infraestructuras Sanitarias que prepara la Conselleria, cuya «dotación económica será alrededor de 300 millones de euros».

Esta infraestructura es una de las mayores exigencias vecinales y políticas de Oliva. En 2003 entró en funcionamiento el consultorio médico auxiliar Sant Francesc, «con unas condiciones precarias». Sólo unas semanas después de su entrada en funcionamiento, vecinos del barrio hicieron constar las primeras quejas debido a la masificación que producía continuamente.

Ante esto, en un pleno celebrado el 29 de diciembre de 2005, en sintonía con Sanidad, del Ayuntamiento de Oliva cedió a la Generalitat una parcela de 4.000 metros cuadrados, ubicada en la avenida de Guillermo Pastor Burgalat, con el objetivo de habilitar un nuevo centro.