Las Provincias

Oliva crea empleo en el área social y jurídica al amortizar tres vacantes

  • El gobierno suprime plazas que no estaban ocupadas y que cuestan dinero y los sindicatos muestran su malestar

El gobierno de Oliva (Compromís, Gent d'Oliva, Projecte Ciutadans Oliva y Esquerra Unida) modificará la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de 2017 con el fin de crear más empleo social y nuevas plazas en el área jurídica del consistorio.

El alcalde David González explicó ayer que estos cambios se realizan gracias a la supresión de tres plazas vacantes, es decir, puestos de trabajo creados y presupuestados pero que no «están ocupados por ningún funcionario». Esto es lo que ha movido al ejecutivo a modificar la RPT, con el fin de ampliar departamentos municipales que adolecen de personal.

En concreto, dijo el primer edil, se eliminan dos plazas de «oficial» de mantenimiento y una de administración. González remarcó que esto no supone pérdida de empleo público, sino lo contrario: «Las plazas que se amortizan no estaban ocupadas, pero con ese dinero se crearán otros puestos de trabajo».

Con las tres plazas y otras dos recalificaciones, el gobierno creará un puesto de asesor jurídico y otro de técnico administrativo general. Estas plazas «son necesarias para Oliva», ya que en ocasiones la ciudad «ha pagado la falta de personal en este ámbito» y recordó, por ejemplo, la sentencia que condena a la ciudad a pagar 1,8 por las obras de Aigua Blanca.

Detalló que aumentarán también las jornadas de las trabajadoras a domicilio, de 20 a 30 horas, y se ampliarán los meses de trabajo de los agentes de verano, que pasan de cuatro a ocho, «vigilarán también la campaña de naranja», entre otras medidas.

Estos cambios no son del agrado de los sindicatos UGT y CC.OO. que ayer protestaron en el inicio del pleno. Están en contra de que se amortice plaza alguna y lamentan «que todos los gobiernos municipales» sigan las leyes nacionales que impiden crear plazas si no se suprimen otras. A esto, González respondió que no se puede incumplir la ley desde una administración.