Las Provincias

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil defiende el trabajo del teniente del cuartel de Oliva

El teniente Juan Luis Fernández, junto a Jesús Martín, portavoz de Unión de Oficiales. :: r. e.
El teniente Juan Luis Fernández, junto a Jesús Martín, portavoz de Unión de Oficiales. :: r. e.
  • La asociación se querella contra Unión GC por un presunto delito de injurias contra el oficial a quien acusan de falta de respeto a los subordinados

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO) ha interpuesto una querella contra la asociación Unión de Guardias Civiles (Unión GC) por un presunto delito de injurias y calumnias hacia el teniente del puesto de Oliva.

Con la presentación de esta demanda, UO ha salido en defensa de la gestión del teniente Fernández tras «el inadmisible ataque al ejercicio de su labor de mando». Jesús Martín Vázquez, portavoz nacional y letrado de UO, compareció junto al teniente en rueda de prensa para exigir responsabilidades a quienes «han acusado al teniente de supuestas amenazas y vejaciones en el ejercicio de sus funciones y labor como mando». La semana pasada, la Unión GC denunció que el oficial al mando del cuartel de Oliva «discrimina a agentes de la plantilla, además de faltarles el respeto». También se acusó al oficial de «tratos humillantes y vejatorios» y le hicieron responsable de que el «nivel de absentismo supere el 10%».

El abogado destacó que la Guardia Civil, como cualquier empresa, «tiene una estructura y una jerarquía y por ello, los trabajadores están sometidos al principio de subordinación. El teniente es un director, como es un director de una empresa y por eso administra los medios de cara a la ciudadanía». «No tienen claro que es la subordinación y cuales son las normas internas», manifestó el portavoz.

La Unión de Oficiales pidió tolerancia cero contra «el ataque injurioso hacia el mando por el simple hecho de ser responsable del funcionamiento de toda la unidad». Martín calificó de «repugnante» que la Unión GC acuda a un medio de comunicación para mostrar el malestar de un grupo de agentes de la plantilla. De este modo, «lo único que consiguen es crear alarma social, y no es de recibo acusar a una persona de manera falsa y gratuita», destacó el letrado.

El representante legal señaló que la Unión de Oficiales vela por los derechos de sus socios y de los guardias civiles y «no vamos a tolerar que se manche el nombre de la Guardia Civil».

Desde la asociación defienden el trabajo del teniente que está avalado por los resultados obtenidos. «Tiene desde hace muchos años condecoraciones y felicitaciones de sus superiores», resaltó.

Según los datos presentados, la potenciación de los servicios «ha permitido obtener uno de los mejores resultados en los últimos años, llegando a una tasa de esclarecimiento de delitos cercana al 50%, cuando la media nacional ronda el 30%. La objetividad de las estadísticas no deja lugar a dudas de la profesionalidad e implicación de la mayoría de guardias civiles destinados en el puesto de Oliva», remarcó.