Las Provincias

Tavernes asegura que el alcalde llamó a un sindicalista y le dijo que no iría a la reunión

El alcalde de Tavernes de la Valldigna, Jordi Juan. :: lp
El alcalde de Tavernes de la Valldigna, Jordi Juan. :: lp
  • Desde el ejecutivo se matiza que el encuentro con los representantes policiales no se confirmó 48 horas antes

La denuncia de los delegados comarcales de los sindicatos policiales SPPLB, UGT y CSIF sobre la no asistencia del alcalde de Tavernes de la Valldigna, Jordi Juan, a la reunión para abordar problemas de este cuerpo de seguridad, ha recibido la respuesta del Gabinete de Alcaldía.

De hecho, ayer se remitió un comunicado en el que se comentaba que la reunión del 13 de octubre «no se confirmó 48 horas antes ni tampoco se dijo que el alcalde asistiría», como apuntaban los sindicatos a este periódico.

Según el escrito del Gabinete de Alcadía, el alcalde, Jordi Juan, «tenía dos comisiones convocadas en Les Corts para ese mismo día, una por la mañana de Hacienda, donde es portavoz, y otra por la tarde, donde tuvo que sustituir a la alcaldesa de Carlet». Además, se incide en que el jefe del ejecutivo de Tavernes de la Valldigna llamó personalmente a un sindicalista del SPPLB del municipio para informarle de que no podría estar presente en la reunión.

Ante esto, los concejales de Tavernes de la Valldigna Perfecto Benavent y Llum Sansaloni se reunieron con los representantes sindicales, pues, «además de tener las delegaciones de Personal y Policía Local, son primero y segundo teniente de alcalde, respectivamente, por lo que se creyó conveniente que acudiesen los dos».

Por otra parte, desde la oposición, la portavoz del Partido Popular de Tavernes señaló la existencia de «problemas en la plantilla de la Policía Local de Tavernes que deben solucionarse cuanto antes y la mejor solución no es faltar a una reunión concertada con los representantes sindicales».

Ambiente laboral

El mar de fondo que origina la solicitud de las reuniones es, según apuntaron los populares en el coimunicado es el «enfrentamiento entre la jefatura y parte de la plantilla es evidente y conocido por todos y ello afecta al ambiente en el trabajo y repercute negativamente en la seguridad de los vecinos de Tavernes».

A juicio de los populares «este problema se le ha ido de las manos a la regidora de la Policía y al de Personal, y el alcalde ha de mediar para solucionar una situación que se ha vuelto insostenible y por lo que le exigimos que se deje de excusas y concierte inmediatamente una reunión con los representantes sindicales de los policías».