Las Provincias

Jordi Juan planta a la Policía Local en una reunión para tratar problemas del cuerpo

  • Los agentes critican que el alcalde de Tavernes no acuda a un encuentro para abordar el malestar con el jefe de la brigada de seguridad

El plante sin previo aviso del alcalde de Tavernes, Jordi Juan, a los representantes sindicales del cuerpo de la Policía Local ha causado gran indignación en buena parte de este colectivo.

Un hecho que aumenta los problemas que han surgido los últimos meses en el seno de la Policía Local. Situaciones como el amago de retirar las pistolas, la falta de coordinación en los rentings de los coches policiales, la apertura de varios expedientes disciplinarios a agentes o el fallo judicial contra las plazas de inspectores son algunas de las situaciones que reflejan el malestar existente en la Policía Local.

El primer edil faltó a la reunión que tenía concertada con los representantes comarcales de los sindicatos SPPLB, UGT y CSIF, que representan a los agentes de la Vall. Desde estos tres sindicatos han decidido «denunciar públicamente la falta de respeto y consideración que con ellos ha tenido el alcalde» y añaden que la reunión fue confirmada 48 horas antes de la cita prevista.

Según indican los sindicatos, en el mes de septiembre solicitaron una reunión con Juan «para tratar los serios problemas que durante año y medio están afectando al colectivo y que no están siendo resueltos por la edil de Seguridad Ciudadana, Llum Sansaloni».

La cita se concedió para el 13 de octubre a las 11 horas. Ya en el consistorio para acudir a la reunión, la secretaría de alcaldía comunica a los representantes sindicales que el alcalde no asistiría. Según los sindicalistas, en lugar del primer edil, a la reunión acudieron la edil Sansaloni, junto con el concejal de Personal, Perfecto Benavent.

Para los sindicatos SPPLB, UGT y CSIF, la actitud mostrada de la regidora responsable de la policía al acompañarse en los consejos policiales de otros ediles y ser incapaz de mantener la reunión con el alcalde, «pone en entredicho su falta de capacidad para afrontar la dirección de este colectivo por si sola».

La reunión trataba de analizar la apertura de expedientes a varios policías locales. Según los sindicatos «durante el transcurso de la reunión, y una vez expuestos los problemas existentes que giran en torno a la Jefatura de la Policía Local, la sorpresa de estos fue la defensa incondicional por parte de los dos regidores a la Jefatura, respaldando incluso la apertura masiva de expedientes disciplinarios a funcionarios policiales, entre los cuales se encuentran dos representantes sindicales».

Ante esta situación, los sindicatos recriminan al alcalde «que no se atreva a dar la cara ante los representantes comarcales para solucionar esta situación que se le ha ido de las manos a Sansaloni, así como que confirmara su asistencia a la reunión 48 horas antes, para llegada la hora no presentarse».

Los representantes insisten «nos gustaría saber qué hay detrás de esa defensa a ultranza del Jefe de Policía, responsable de todos los problemas, y de las graves descalificaciones que tuvimos que oír con respecto al resto de la plantilla. Y nos preguntamos una vez más ¿qué hay detrás de todo esto?».