Las Provincias

El gobierno acusa al PP de impedir nuevos usos en el viejo hospital

gandia. El gobierno de Gandia (PSPV y Més Gandia) remitió ayer un comunicado en el que arremetía contra el Partido Popular y le acusaba no haber hecho nada durante la pasada legislatura para que se pudiera abrir el hospital de crónicos.

Entre los argumentos del bipartito resaltaron que tanto «el anterior ejecutivo municipal como la Generalitat, ambos en manos del PP durante la pasada legislatura, no realizaron ningún trámite para dotar de usos el edificio».

Además, prosigue el escrito, se anuló la «licencia hospitalaria del edificio por lo que las antiguas instalaciones no se adaptan a la nueva normativa urbanística imposibilitando así la reutilización de los espacios». Ya que, matiza el ejecutivo, «obligaría a realizar unas obras de gran envergadura por lo que resulta más económico derruir las actuales instalaciones y construir un nuevo edificio que cumpla con la normativa vigente ».

En segundo lugar, incide, el edificio «sufrió innumerables daños durante el traslado, lo que demuestra que en ningún momento se tuvo la más mínima intención de reutilizar el espacio».

Finalmente, desde el gobierno recordaron que han sido «múltiples las reuniones con la Conselleria de Sanidad y Presidencia para solucionar un problema heredado por la mala gestión e irresponsabilidad del PP».

Por otra parte, desde Més Gandia indicaron que desconocen si hay prevista acción alguna en la parcela del viejo hospital, tras escuchar a la edil de Sanidad Liduvina Gil, que aseguraba que el edificio se demolerá. Es más, dijeron que cualquier actuación «tendrá que emanar del Ayuntamiento, pasar por órganos de participación ciudadana y contar con el consenso de partidos y vecinos».