Las Provincias

El hospital de crónicos se esfuma

  • El gobierno local afirma ahora que un centro para enfermos de larga duración es «inviable» y el PP le recuerda que es una promesa electoral

  • Sanidad demolerá el edificio antes de 2018 y creará un centro de salud y otro de especialidades

gandia. La ciudad de Gandia no tendrá hospital de crónicos. La Conselleria de Sanidad y el gobierno local (PSPV y Més Gandia) han reconocido que esta infraestructura no es viable, como indicó ayer la edil de Sanidad, Liduvina Gil. Esto quiere decir que ambos organismo se olvidan de una promesa electoral realizada ante usuarios y vecinos de Roís de Corella.

La socialista explicó que las «cifras» que maneja el Consell no permiten que este recinto se habilite en el viejo Francesc de Borja y, por tanto, se ha buscado una solución alternativa. El hospital de crónicos ha sido una promesa y una exigencia del PSPV durante años. Antes de que se abriera el nuevo hospital comarcal, en el polígono Sanxo Llop, los socialistas reclamaban que el recinto del paseo de las Germanías conservara un «uso sanitario» y fuera un centro para enfermos de larga duración.

De hecho, en la pasada campaña electoral, la actual alcaldesa de Gandia, Diana Morant, y el ahora presidente de la Generalitat, Ximo Puig, prometieron en la puerta del antiguo Francesc de Borja la creación del recinto para crónicos, como recordó ayer el edil del Partido Popular, Vicent Gregori.

El objetivo era dinamizar el barrio de Roís de Corella, donde muchos negocios sufrieron un duro varapalo económico tras el cierre del hospital. Las palabras de los socialistas fueron: «Si gobernamos en Gandia y en la Generalitat, desde el primer día trabajaremos para habilitar el hospital de crónicos.

Pero finalmente este espacio no se habilitará. Gil anunció ayer que esta necesidad está «cubierta con el hospital de La Pedrera» de Dénia, que atiende a este tipo de enfermos. Las cifras mandan, según Gil, y por ello se ha optado por buscar otros «usos sanitarios».

Meses de negociaciones

La edil dijo que lleva meses conversando con responsables de Sanidad y que se ha llegado a un acuerdo: «Demoler el viejo hospital y crear un centro de salud para el barrio, otro de especialidades y crear espacios de uso social». El actual edificio ocupa 36.000 metros. Todo ello se derrumbará y se construirán otros 6.000.

Eso sí, Gil prometió que habrá «una planta libre por si algún día es viable el servicio para crónicos». Hace un año este periódico ya publicó que no habría hospital de crónicos, ya que empezaba a no verse viable, algo que levantó ampollas entre el gobierno local.

La edil recordó que la parcela del viejo hospital es propiedad del Instituto Nacional de la Seguridad Social y no de Conselleria, por lo que hay que firmar un convenio para ceder el espacio y puedan comenzar las obras. La socialista dijo que si todo va bien, la demolición del centro arrancaría en 2017 y las obras de los nuevos espacios, en 2018.

A finales del pasado año, el Consell anunció una partida de unos 150.000 euros para comenzar los trabajos para el hospital de crónicos, para el proyecto básicamente. Pero durante este año no se ha hecho nada, ni se conoce documento alguno. Esto supone que la cantidad se acabará destinando a otros asuntos. El coste de la obra será de siete millones. La idea es crear el nuevo edificios por fases.

La socialista hizo todos estos anuncios tras una comparecencia del PP, en la que Gregori preguntó por el hospital de crónicos y por otros servicios sanitarios. El edil indicó que el PSPV, una vez llegó a las instituciones, se olvidó de todas sus promesas. Hizo especial hincapié en el hospital de crónicos: «No hay mapa sanitario, no sabemos si se creará este recinto y tampoco se conoce donde irán los casi 150.000 euros».

El concejal aseguró que el PSPV «deja de lado» ahora muchas de las reclamaciones que hacía cuando estaba en la oposición. En ese sentido, denunció también la falta de accesos al nuevo hospital en Sanxo Llop. Gregori dijo que los socialistas se han vuelto «sumisos» y aceptan todo lo que diga la conselleria de Carmen Montón.

«En Gandia siempre se ha reclamado que el centro de salud del Grau tenga urgencias 24 horas, pero ellos ahora ya no lo piden». Los populares dieron más argumentos sobre ese «seguidismo». «La gerencia del hospital ha recortado el personal sanitario en el centro de salud de Corea y no pasa nada. El PSPV ahora lo llama reajustes cuando son recortes que afectan a los usuarios y a los vecinos de Corea y de otros municipios que acuden allí», concluyó.