Las Provincias

La venta de viviendas aumenta en 2016 con más de 1.600 transacciones

  • El sector inmobiliario de la Safor confía en dejar atrás los años de crisis y espera que el negocio cobre auge en el próximo ejercicio

La venta de viviendas ha crecido en lo que va de año respecto a la campaña anterior. En la Safor el número de transacciones inmobiliarias realizadas ha superado las 1.600, como señaló el presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios, Constructores y Agentes Urbanizadores de la Safor, Camilo Peiró.

El profesional dijo que la campaña está siendo «buena» y que la perspectiva de negocio en el sector inmobiliario es mejor. De hecho se espera que las cifras crezcan en 2017.

De las casas vendidas, 1.000 han sido en Gandia y 600 en Oliva. Esto pone de manifiesto, apuntó Peiró, la mejoría de un sector que ha vivido años complicados. «Está volviendo la demanda de la vivienda y lo mejor es la evolución de las ventas en el sector residencial, cuyo crecimiento alcanza ya los dos dígitos en algunas zonas», apuntó.

Acorde con el incremento de las ventas y debido a que en los últimos ocho años no se han iniciado nuevos proyectos, «ha habido un importante reducción de las viviendas disponibles y las previsiones apuntan a que el stock vendible existente a día de hoy podría agotarse en los dos próximos años».

También «es verdad que hay un stock de vivienda, normalmente de banco que por su lamentable estado o situación nunca se venderá», recalcó el profesional. En cuanto al precio de la vivienda, Peiró precisó que el crecimiento en ventas «ha conseguido frenar la bajada que se venía arrastrando desde el 2008».

«Ha comenzado la recuperación en el sector, este hecho junto con las mejores condiciones de las hipotecas dan sentido a la idea de que es un momento oportuno para comprar», apostilló.

Estos datos de crecimiento en ventas y estabilización de precios hace que los asociados hayan pasado de estar expectantes y «sin nuevos proyectos a la vista, a que ahora ya se estén empezando a reactivar obras y estudiando nuevas iniciativas donde hay una demanda real y activa».

APCSAFOR cumplirá en 2017 sus 40 años de existencia y su función principal, indicó Peiró, es «formar, informar y representar a los asociados ante las instituciones y allí donde se reclamen». «Desde los inicios, hemos apoyado a FAES. De hecho somos una de las asociaciones fundacionales y nos beneficiamos y participamos de la intensa actividad de la Federación, una de ellas son los Premios FAES, magnífico encuentro empresarial que se celebrará el próximo 25 de octubre», explicó.

Desde la asociación animaron a la administración a que mantenga y potencie el Plan de Vivienda y Regeneración Urbano 2013-2016, en la medida de las posibilidades presupuestarias, con vistas al 2017. Ya sea en forma de subvenciones, desgravaciones fiscales, exención de tasas municipales y facilidad en los trámites y exigencias administrativas, para que todos los que se han quedado fuera puedan beneficiarse de dichas ayudas.

Asimismo, Peiró remarcó que se deberían realizar inspecciones a los edificios para ver si cumplen la ITE, que está obligado a pasar toda aquella edificación que tenga más de 50 años.