Las Provincias

Los hosteleros difundirán la cocina del marjal de Gandia entre sus clientes

El presidente de Asemhtsa, José Manuel Navarro, en un acto de promoción. :: lp
El presidente de Asemhtsa, José Manuel Navarro, en un acto de promoción. :: lp
  • Asemthsa afirma que la temporada ha sido buena y que los locales trabajan ya en los menús de Navidad para sorprender a sus comensales

La Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Safor (Asemhtsa) se va a volcar con la cocina del marjal. Los integrantes del colectivo introducirán platos típicos de la comarca en sus cartas con el fin de que los turistas y visitantes conozcan las delicias que esconde esta zona húmeda.

El presidente de Asemhtsa, José Manuel Navarro, dijo que se trata de una nueva «estrategia» y que el único fin es ofrecer mejores y más platos a todos sus clientes. La directiva del colectivo se ha marcado dos objetivos de cara al próximo año 2017: fomentar la cocina autóctona y del marjal.

Unas medidas que, según Navarro, se suman a otras como el cambio del tipo de cursos para que resulten más atractivos para el personal de hostelería. La Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Safor cuenta, en estos momentos, con alrededor 300 socios que se están preocupando «por la hospitalidad y el trato al cliente a través de la formación».

Navarro recalcó que la Junta Directiva que entró hace un año, busca «mejorar la estrategia hostelera, luchar por los derechos de los asociados y trabajar por el sector turístico amoldándolo a las demandas de las empresas». Ya con vistas a la campaña de Navidad, el presidente de Asemhtsa incidió en que se presentan pocas novedades.

Sin embargo, agregó, se está trabajando en ofrecer menús más atractivos y elaborados para que el cliente vea que se está trabajando mucho y todo esto se «transmita posteriormente en la presentación de los menús». Asimismo, sobre la temporada turística, desde Asemhtsa la valoran positivamente «superando incluso cifras de la temporada anterior», al estar trabajando conjuntamente con el Ayuntamiento con el fin de «luchar por los intereses de la hostelería». Recalcó que ha mejorado la comunicación con la administración pero, incide, en que «ahora lo único que falta es que se plasme en productos turísticos».