Las Provincias

Relevo generacional en el Ducado de Gandia

La abuela de la actual duquesa en una visita a Gandia en el año 2010. :: juantxo ribes
La abuela de la actual duquesa en una visita a Gandia en el año 2010. :: juantxo ribes
  • La nueva poseedora del título cumplirá el próximo mes de noviembre 43 años

La ciudad de Gandia estrena duquesa. Desde hace unos días Ángela María de Ulloa y Solís Beaumont es la XX Duquesa de Gandia, tras heredar el título nobiliario que poseía su abuela. La Grande de España solicitó a la División de Derechos de Gracia el ducado tras el fallecimiento de la anterior duquesa en mayo de 2015.

Un año después de la muerte de Ángela María Téllez-Girón, la familia sigue repartiéndose los más de 20 títulos nobiliarios que poseía. Su nieta, Ángela María de Ulloa y Solís de Beaumont, ha visto reconocido su título tras la carta de sucesión del Ministerio de Justicia. La nueva poseedora del título cumplirá el próximo mes de noviembre 43 años. A partir de ahora, se convierte en Grande de España y será tratada como Excelentísima Señora. El Ducado siempre se concede con Grandeza de España.

La XX Duquesa de Gandia ha solicitado el título que su madre no había pretendido. Y es que su progenitora, actual Duquesa de Osuna, ha heredado los más de 20 títulos nobiliarios que poseía hasta ahora la difunta. Pero el Ducado de Gandia, ha pasado directamente en la línea sucesoria de abuela a nieta.

De momento, Ángela María de Ulloa y Solís Beaumont, posee el Ducado de Gandia, pero en un futuro podría convertirse en una de las más Grandes de España. Su madre, ha heredado gran parte de los títulos nobiliarios de su abuela, que luego, por descendencia tendrán que repartirse entre ella y su hermana. Su padre, Álvaro de Ulloa y Suelves, es Marqués de Castroserna y Conde de Adanero.

Visita a Gandia

La abuela visitó la ciudad en pocas ocasiones. La más reciente fue en el año 2007 con motivo de las actividades previas que el Ayuntamiento estaba preparando para los actos del V Centenario del nacimiento de Sant Francesc de Borja. Se desconoce si la nueva duquesa se dejará ver por la ciudad de Gandia o si ha estado alguna vez paseando por las calles de la Ciudad Ducal. Tal vez, ahora que posee este título nobiliario la curiosidad le lleve a conocer los lugares donde vivieron sus antepasados.

Seis siglos de historia

El Ducado de Gandia es un título con más de seis siglos de historia. Pues antes de 1399 no se puede hablar de la existencia del ducado en la ciudad.

Alfons el Vell fue el primer Duque de Gandia, un título que pasaría posteriormente a su hijo, Alfons el Jove, quien moriría sin descendencia. Tras el fallecimiento, el título ducal volvió a manos de la familia real. En el año 1485, el entonces cardenal Rodrigo de Borja compró de nuevo el título y se lo concedió a su hijo Pere Lluís de Borja.

Actualmente, en España existe una legislación nobiliaria que rige la herencia de estos títulos. Es a partir del siglo XIX cuando los títulos que se heredan dejan de tener poder real. La posesión de un título de nobleza no supone ningún privilegio legal, pues ha quedado reducido a un carácter honorífico y simbólico.