Las Provincias

El recorte de ayudas de Gandia obliga a la UNED a suprimir casi el 40% de las clases que imparte

La sede de Gandia de la UNED está ubicada en las Escoles Pies de la ciudad. :: ó. de la dueña
La sede de Gandia de la UNED está ubicada en las Escoles Pies de la ciudad. :: ó. de la dueña
  • La entidad universitaria, que cuenta con 700 alumnos, percibirá sólo 80.000 euros cuando en los últimos años ha obtenido 120.000

Los recortes de ayudas que ha llevado a cabo el gobierno de Gandia (PSVP y Més Gandia) están teniendo sus primeras consecuencias. La sede local de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) se ha visto obligada a eliminar casi el 40% de las clases que imparte entre sus alumnos, ante la menor aportación municipal.

El ejecutivo local ha reducido la cantidad que entrega a la universidad en 40.000 euros. Para este curso, Gandia entregará a la institución 80.000 euros, frente a los 120.000 que se venían otorgando hasta ahora. Esto ha supuesto un duro varapalo para la entidad con sede en Gandia.

La primera consecuencia, «y la más importante», indicó Alejandro Cerdá, director del Centro Alzira-Valencia Francisco Tomás y Valiente, donde se integra el centro de Gandia, es que habrá «menos clases». Al haber menos dinero habrá menos tutorías entre los alumnos. La UNED no es un centro presencial, pero sí que ofrece sesiones de seguimiento del temario. Hasta el momento una hora a la semana por asignatura.

El centro de Gandia oferta cuatro grados, además del curso de acceso a la universidad para mayores de 25 años, un servicio muy demandado en la Safor. La UNED de Gandia, ante el recorte de ayudas, ha suprimido las tutorías de tercero y cuarto de todos los grados que imparte en la sede las Escoles Pies.

Así, los alumnos sólo tendrán clases de primero y segundo, y cuando superen este periodo tendrán que solventarse por ellos mismos las dudas o ponerse en contacto con docentes de la universidad por otros medios.

Sistema de financiación

El sistema de funcionamiento que tiene establecido el Centro Alzira-Valencia es de acuerdos con los Ayuntamientos donde tiene sede para poder así costear los gastos de cada curso. Por ello, se firman convenios donde se estipula la cantidad a recibir y con la que hacer frente a los costes anuales, tanto de profesorado como de gestión del recinto.

Cerdá explicó que hace ya meses que sabían que Gandia llevaría a cabo un importante recorte: «La alcaldesa, Diana Morant, estuvo en la Junta Rectora del Centro Alzira-Valencia y explicó la delicada situación financiera de la ciudad. Allí nos adelantó que habría una reducción de la aportación municipal».

En aquel momento no se precisaron cifras, pero hace unas semanas la universidad tuvo conocimiento de que la disminución era de 40.000 euros. Cerdá dijo que el centro está agradecido a Morant por la explicación y que entiende que es momento complicado para la Ciudad Ducal.

Sin embargo lamenta este recorte, ya que los perjudicados son los alumnos que acuden a la sede de Gandia: «De los cuatro grados que impartimos sólo se podrán ofrecer tutorías de primero y segundo». Esto también supone un golpe para los docentes que imparten las tutorías de los diferentes estudios, ya también dejarán de impartir clases.

El curso académico de la UNED en Gandia arrancó ayer. Los primeros alumnos llegaron a las tutorías, aunque este año tendrán menos. Cerdá comentó que espera alcanzar la cifra de estudiantes del pasado curso, cuando se matricularon unas 700 personas. El Centro Alzira-Valencia cuenta con más de 5.000 personas inscritas cada curso.

Finalmente, Cerdá dijo que el equipo rector está trabajando ya en los presupuestos del próximo curso académico, que tendrá que ajustarse ante el recorte llevado a cabo por Gandia.