Las Provincias

Una empresa propone abrir una gasolinera junto a un colegio de Oliva

  • El gobierno local se opone a la instalación e intentará comprar el solar mientras los vecinos preparan alegaciones al proyecto

Una empresa ha solicitado al Ayuntamiento de Oliva la licencia de obra y medioambiental para la instalación de una gasolinera en la localidad. La Sociedad Inversiones Petrolíferas Oliva SL quiere ubicar la estación de servicio en una parcela situada en la calles Isaac Albéniz esquina con la avenida de l'Agermanament, justo enfrente del colegio Hort de Palau.

El solar, de propiedad privada, está calificado como uso terciario y comercial, por ello el informe de compatibilidad urbanística sobre la viabilidad del negocio, ha sido favorable. El alcalde de la localidad, David González, indicó que el consistorio hará «todo lo posible, dentro de la legalidad, para evitar que el proyecto tenga licencia». Aunque matizó que si el promotor «cumple con todos los trámites que exige la ley, al Ayuntamiento no le quedará otra opción que darle la licencia».

El terreno, en el Sector 15, pertenece a la empresa Construcciones Just, pero todos los solares colindantes son de propiedad municipal. Uno de los principales focos que ha suscitado la negativa a la instalación del surtidor es la cercanía con el centro educativo.

Desde el grupo municipal socialista, Ana María Morell, precisó que esa zona «no es un lugar idóneo y que el informe medioambiental tiene que contemplar que el colegio está a escasos metros». Morell añadió que si el Ayuntamiento quiere «sacar adelante el proyecto, tiene que tener muy en cuenta las medidas de seguridad que se deben tomar».

Desde el PSPV de Oliva mostraron su malestar por la falta de información del gobierno, pidieron explicaciones al primer edil e incidieron en que de este tema no se ha informado en la Comisión de Fomento económico. El alcalde, por su parte, matizó que no es el Ayuntamiento «quien escoge el local, sino el promotor de la gasolinera». Desde el consistorio ya se han puesto en contacto con los vecinos afectados y con el AMPA del colegio Hort de Palau. A partir de ahora se abre un periodo de alegaciones, donde se tratarán de resolver y contestar todas las dudas. Si se salvan los recursos, se concederá la licencia medioambiental. Pero la ultima decisión depende de la Conselleria de Economía, que es quien debe decidir sobre las instalaciones petrolíferas.

El Ayuntamiento ha convocado a los padres de los estudiantes y a los vecinos afectados a una reunión informativa para el próximo lunes. El consistorio ha indicado que dada la cantidad de trámites y licencias que han de solicitarse, el proceso será largo.

Iniciativas del gobierno

La Junta de Portavoces se reunió ayer para decidir qué directrices va a tomar el gobierno local con respecto a la instalación de la gasolinera. El PSPV no acudió a dicha reunión, aunque el alcalde explicó al resto de grupos municipales cual va a ser a partir de ahora el planteamiento a seguir desde el ejecutivo.

Así, se ha solicitado al técnico de la actividad un informe para esclarecer dudas respecto a la distancia y normativa de seguridad que ha de seguir la nueva empresa. Del mismo modo, un informe de la Policía Local explicará cómo influirá esta construcción en el tráfico.

Desde el gobierno local, también solicitarán a la Conselleria de Educación y a la de Sanidad varios informes sobre cómo puede afectar a la instalación de la estación de servicio en la zona. El terreno colindante es una parcela de dotación sanitaria, pues es dónde está previsto el centro de salud Sant Francesc de Oliva.

El gobierno local aboga por buscar una solución a esta problemática. Por ello, el Ayuntamiento se ha puesto en contacto con el propietario del solar para iniciar las conversaciones con el fin de adquirir el terreno donde va la estación de servicio. Con esta medida, la opción de una gasolinera en esa zona quedaría descartada.

Según comentó el alcalde y para evitar futuros problemas, también se ha solicitado a Urbanismo que inicie los trámites para la modificación del Plan General para que impida la autorización de gasolineras dentro del casco urbano.