Las Provincias

Fomento impulsa las obras de la rotonda de Daimús para que acaben a final de año

Juan Carlos Moragues e Ismael Ferrer, con los técnicos. :: lp
Juan Carlos Moragues e Ismael Ferrer, con los técnicos. :: lp
  • La construcción del acceso sur al puerto de Gandia pretende acabar con uno de los puntos negros de la red viaria de toda la provincia

El Ministerio de Fomento ha dado un impulso a las obras de conexión entre las carreteras CV-671 y CV-670 con el fin de que acaben antes de final de año. Esta actuación forma parte del acceso sur al puerto de Gandia y prevé la construcción de una rotonda en la carretera de Daimús.

El delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, y el jefe de la Demarcación de Carreteras, Ismael Ferrer, supervisaron ayer los trabajos. La glorieta eliminará uno de los puntos negros más conflictivos que en la actualidad se encuentran en la provincia de Valencia. Tras la visita, Moragues remarcó que Fomento ha acelerado las obras para que a final de año la infraestructura esté terminada.

En estos momentos, se ha cerrado el tramo final de ambas vías y se ha dirigido la circulación a través de la avenida del Grau. Con esta reordenación provisional del tráfico se permitirá compatibilizar la ejecución de las actuaciones con la seguridad.

Estas obras forman parte del nuevo acceso sur al puerto de Gandia, cuyo presupuesto asciende a 20 millones de euros y conecta la N-332 con esta carretera. La nueva infraestructura permitirá mejorar la seguridad vial y eliminar el tránsito portuario del casco urbano.

Además, según fuentes de Fomento, las obras prestarán servicio directo al nuevo hospital de la Safor, ya que resuelven los problemas de seguridad vial y capacidad del entorno. Un factor importante sobre todo en verano, precisaron, ya que debido a la importancia de Gandia como núcleo turístico, el tráfico se ve incrementado.

Las intersecciones de la nueva carretera con las vías que conecta se realizarán mediante glorietas, al igual que en su punto final en el acceso al recinto portuario. Así, el proyecto prevé la construcción de cuatro glorietas a lo largo de todo el trazado.

Carril bici

El pasado mes de junio se puso en servicio unt ramo de la vía ciclista que discurre por el antiguo trazado del ferrocarril Oliva-Gandia y que también forma parte del proyecto de Acceso Sur. Con una inversión de 700.000 y para dar continuidad a la infraestructura se habilitó un paso inferior de hormigón armado, de longitud total 295 metros, anchura de 5 metros, altura de tres y pendiente máxima del 6%.

Además, se colocaron 32 luminarias tipo leed, permaneciendo encendidas de forma continua algunas de ellas, otras, exclusivamente, cuando se detecte presencia de ciclista o peatón. También se instaló alumbrado de emergencia, atendiendo el servicio en caso de corte de suministro eléctrico accidental.