Las Provincias

Dos años y medio de cárcel para un policía de Gandia que se apropió de droga incautada

  • La Audiencia de Valencia condena al agente por dos delitos y a cuatro años de rehabilitación

La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a una pena de prisión de dos años y medio a un agente de la Policía Nacional al que un jurado popular halló culpable de quedarse con diversas cantidades de droga incautada por sus compañeros en la comisaría de Gandía en la que prestaba servicio, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en un comunicado.

La sentencia, según el TSJCV, le considera autor de un delito de infidelidad en la custodia de documentos y de una falta de hurto por lo que, además de la pena de prisión, le impone una multa de más de 5.000 euros y una inhabilitación especial de cuatro años y medio para el Cuerpo Nacional de Policía y el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Los hechos sucedieron en febrero de 2014 cuando en al menos dos ocasiones el agente de policía se quedó con sustancias estupefacientes que se encontraban custodiadas en la comisaría procedentes de operaciones policiales.

Según el TSJCV, el policía se quedaba con el acta de intervención y con la droga correspondiente, depositada en la caja de custodia de la Sala del 091, a la que sólo tenían acdeso personas autorizadas, entre las que se encontraba el condenado.

Un Jurado popular consideró probado el pasado mes de septiembre, que el hombre robó drogas en dos ocasiones. En una primera ocasión el agente se quedó con una cantidad de droga sin determinar, tras destruir el acta de intervención.

En la segunda ocasión, el condenado se quedó con el acta y la droga intervenida y depositadas en la caja del 091, correspondiente a una incautación policial. En este caso, el agente arrojó el acta de intervención a una papelera y guardó la droga, 0,209 gramos de marihuana, en su taquilla de Comisaría.