Las Provincias

El edil Ròdenas rechaza dimitir y lamenta que el PSPV de Gandia no le haya defendido

El concejal de Més Gandia Xavi Ròdenas, que estuvo en una concentración en protesta de la visita a Gandia del cardenal, Antonio Cañizares, aseguró ayer que no va a dimitir, como reclamó el PP. Ròdenas dijo que actuó «en defensa de la libertad, la tolerancia y la diversidad». Además reconoció que el PSPV, socio de gobierno, no le defendió en su comunicado, aunque apuntó que sí recibió el apoyo de los miembros del gobierno .

De hecho, el PSPV emitió un escrito en el que condenaba los ataques, pero que no defendía al edil: «es un escrito a medias tintas que entra dentro de una estrategia política», dijo Ròdenas.

El titular de Gestión del Territorio aseguró que el gobierno ha pedido la dimisión a los populares por casos de mala gestión, por haber trabajado con presupuestos ilegales o haber incumplido la subrogación de trabajadores, y por hechos «que sí son legalmente importantes, y no por asuntos como éste». También dejó claro que volvería a participar en otro acto similar siendo concejal, pese a las críticas de los populares y C's Gandia.

Aunque su participación en la concentración ha molestado a muchos, aseguró que ha gustado a otros tantos, aquellos, señala, «que respetan valores como la diversidad y la tolerancia».