Las Provincias

Detienen a un ladrón tras emborracharse

Un tramo de la carretera N-332 a su paso por el municipio de Tavernes de la Valldigna. :: lp
Un tramo de la carretera N-332 a su paso por el municipio de Tavernes de la Valldigna. :: lp
  • El hombre estaba tendido en la N-332 entre Tavernes y Favara en evidente estado de embriaguez y cargado de joyas y dinero

Que el alcohol en exceso no conduce a nada bueno es una verdad irrefutable, y sino que se lo pregunten a un presunto ladrón de Tavernes de la Valldigna, que ha sido detenido tras coger una monumental cogorza. El hombre fue arrestado como supuesto autor de un robo con violencia en un domicilio de la playa vallera, tras aparecer en estado de embriaguez en la carretera nacional N-332.

La noche del lunes se daba una alerta al 112 sobre la presencia de una persona en plena carretera, entre los municipios de Tavernes y Favara. Rápidamente se activó un protocolo de urgencia en el que trabajaron conjuntamente las unidades de Tráfico de la Guardia Civil y la Policía Local de la Vall.

En un principio se pensaba que podría tratarse de un atropello, pero no fue así. Al llegar los cuerpos de seguridad y localizar el individuo, pudieron comprobar que respondía a las preguntas que le formulaban pero sin ningún tipo de coherencia. P.J.P.R., vecino de Tavernes, de unos 50 años, presentaba aparentemente estado de embriaguez, que obligó a los agentes a inmovilizarlo ante sus reacciones. El supuesto ladrón estaba tendido en el kilómetro 234,4 de la N-332 entre Tavernes y Favara. Los agentes le realizaron el pertinente cacheo y se percataron de que llevaba varios relojes y pulseras de mujer.

Robo en la playa

Los hechos resultaron extraños y registraron una mochila que portaba. En el interior encontraron un neceser, joyas y dinero en efectivo. Todo apuntaba a que estos objetos podían provenir de un robo.

Los hechos fueron investigados por la Guardia Civil y, efectivamente, se había producido una denuncia por robo con violencia en un inmueble situado en la zona de la Goleta de la playa de Tavernes de la Valldigna.

Los agentes de la Benemérita localizaron a los propietarios del domicilio asaltado, quienes identificaron sus pertenencias. La policía registró el domicilio del detenido, que reconocía tener más pertenencias allí, y lo puso a disposición judicial.

Los objetos sustraídos podrían tener un valor que sobrepase los 7.000 euros, ya que había joyas, dinero en efectivo, monedas de colección y ajuares de fallera.

Los propietarios mostraron una gran satisfacción por la recuperación de sus pertenencias, ya que además del valor económico, algunas de las joyas tenían un gran apego sentimental para la familia.

El supuesto autor se enfrenta a un delito de robo con violencia en un domicilio habitado. Según fuentes de la investigación, P.J.P.R. tiene antecedentes y no se descarta que pudiera haber más robos relacionados con esta detención.