Las Provincias

Una Fira i Festes multitudinaria

  • La actuación de Malú reúne a unas 5.000 personas en el María Enríquez y los conciertos del Parc de la Festa, a cerca de 4.500

  • Gandia cierra cuatro días de festejos con éxito de público en todas las actividades

La Fira i Festes de Gandia de 2016 no ha podido acabar mejor. Los festejos de este año han reunido a miles de personas, tanto en los espectáculos de calle como en los conciertos organizados en recintos cerrados. El éxito del recital de Malú fue mayúsculo. Las fiestas culminaron ayer con los actos del día de Sant Francesc de Borja.

La primera de las actividades del día grande de la Ciudad Ducal fue la misa en honor al Patrón. La Colegiata de Gandia reunió a miembros del gobierno local como Liduvina Gil o Miguel Ángel Picornell y ediles de la oposición como Guillermo Barber o Andrés Puig. La eucaristía fue oficiada por el arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

La jornada también contó con una mascletà. El espectáculo pirotécnico tuvo lugar en la explanada de la Renfe. Los encargados de disparar la pólvora fueron los técnicos de Pirotecnia Borredá. Aunque durante la tarde hubo juegos, teatros y espectáculos por toda la ciudad, fue la procesión en honor a Sant Francesc de Borja lo que centró todas las miradas.

Procesión en Gandia

La marcha arrancó a las 20 horas y sacó a la calle a centenares de devotos y vecinos de la ciudad que quisieron participar en el día del Patrón. En la procesión estuvieron presentes, entre otros, la alcaldesa de Gandia, Diana Morant; ediles del PP, como Víctor Soler; el concejal de Ciudadanos, Ciro Palmer, y el diputado nacional Óscar Gamazo.

Quienes no estuvieron presentes fueron los regidores de Més Gandia. La jornada acabó con un castillo de fuegos artificiales que se disparó en el parking de l'Alqueria de les Ànimes, a las 22 horas. Con este espectáculo se puso a fin a cuatro días de fiesta.

Malú congregó a 4.000 espectadores durante la noche del domingo en el patio del instituto María Enríquez. No fue menor el impacto de los grupos La Habitación Roja y La Raíz, que ofrecieron ante sus fans todos sus mejores temas, en el jardín de la Casa de la Marquesa y en el Parc de la Festa, respectivamente. El grupo de Joan Sapena reunió a unos 1.200 espectadores en la Casa de Cultura, mientras que el de Pablo Sánchez congregó a más de 4.500 en el Parc.

Pero sin duda, una año más la fiesta ha estado en la calle. Los teatros y espectáculos que se han desarrollado durante cuatro días en las principales calles del centro han contado con grandes grupos de espectadores.

Niños y mayores seguían las actuaciones, algunas de ellas itinerantes por el centro de la ciudad de Gandia. Los espacios culturales fijos también han gozado de éxito de público estos días. Los recintos habilitados en el paseo de las Germanías, cruce con calle Mayor, han reunido a centenares de seguidores.

Los juegos infantiles ubicados en la Plaça Major han estado copados durante estos cuatro días por los más pequeños.

Los distintos mercados que se han instalado en varias vías y plazas del centro -Renacentista, Valencià y Zoco Árabe- han contado con una gran afluencia de público. Así, como la Feria de Asociaciones.