Las Provincias

Tavernes multa desde hoy a los dueños de caballos que defequen en la calle

Desfile de caballos por el casco urbano de Tavernes en la festividad de San Antonio. :: LP
Desfile de caballos por el casco urbano de Tavernes en la festividad de San Antonio. :: LP
  • El gobierno pone en marcha una ordenanza que obliga a los equinos a llevar paquete y regula la velocidad de circulación en el casco urbano

Muchas cosas van a cambiar a partir de hoy por lo que respecta a la circulación en Tavernes de la Valldigna. Los más afectados serán los dueños de caballos así como los amantes de la equitación. Porque a partir de hoy el municipio multará a los propietarios de los equinos que paseen por el núcleo urbano y no lleven paquete o no recojan los excrementos del animal.

La ordenanza autoriza la circulación de caballos y carruajes por las calles de la localidad, pero siempre y cuando, los dueños se hagan cargo de que las deposiciones de los animales no queden abandonadas en la vía pública.

La nueva normativa es fruto de una ordenanza que fue aprobada en una sesión plenaria del pasado mes de julio en un pleno con los únicos votos de Compromís. Ahora entra en vigor esta nueva norma restrictiva con los equinos, a los que también les queda totalmente prohibido circular en verano por el casco urbano de la playa, salvo que se autorice su paso para eventos especiales. La propuesta del ejecutivo nacionalista dio mucho que hablar y ahora comenzará a aplicarse.

Tráfico de vehículos

Esta nueva ordenanza marca que la Policía Local realizará controles de velocidad para evitar que se circule a más de 50 kilómetros por hora en la travesía vallera y a más de 30 por hora en el resto de calles de la ciudad.

También se fijan zonas de estacionamiento limitado en las que no se podrá estacionar más de 30 minutos. Esta medida pretende dar una rotación en la zona centro y facilitar las gestiones que puedan tener una duración breve.

El estacionamiento de vehículos pesados y camiones frigo queda prohibido dentro del casco urbano y se marcan zonas de aparcamiento que eviten ruidos que pudieran ser molestos para viviendas que pudieran estar próximas.

Se actualiza la regulación en cortes ocasionales de la vía por actos falleros, procesiones o demás, pudiéndose multar a quienes retiren las vallas que delimiten esos cierres. Los espacios en los que se corte la circulación deberán ser señalizados con una antelación mínima de 48 horas.

Solicitudes

Las solicitudes para cortar la vía deberán presentarse con un mínimo de 20 días antes del día solicitado para facilitar el estudio de esa petición y prever alternativas. Se regula la circulación de bicicletas en zonas peatonales y se presta una especial atención a evitar el abandono de vehículos en la vía pública.

Se facilitará la baja y retirada de los vehículos en desuso pero se sancionará a quien los abandone en la vía pública. La custodia de automóviles retirados pasa a ser responsabilidad de la Policía Local a través del depósito municipal habilitado junto al nuevo retén policial en la travesía vallera.

En zonas rurales se prohibe el estacionamiento indebido, pudiéndose sancionar e incluso retirar el vehículo que genere molestias.

Desde el ejecutivo de Tavernes mantienen que la nueva ordenanza pretende afrontar los problemas del tránsito que afectan al término de la Vall.