Las Provincias

Tavernes cancela el plan de pago de 2,7 millones para aumentar las inversiones

  • El gobierno aprobará en el pleno saldar el crédito con el remanente de tesorería y destinará una partida para iluminar la Torre de Guaita

El Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna saldará el préstamo que tenía pendiente para hacer frente al Plan de Pago a Proveedores, que impulsó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Esto supone que la localidad dejará de estar inmersa en un estricto plan de ajuste.

El alcalde vallero, Jordi Juan, confirmó a LAS PROVINCIAS esta noticia que no dudó en calificarla «como una de las mejores de la legislatura». El primer edil, de Compromís, ratificaba que en el pleno del próximo lunes se aprobará el pago del importe que resta del préstamo que se realizó para el pago a proveedores.

En 2012, se formalizó un crédito de 2,7 millones de euros dentro del denominado Plan Montoro. Esa financiación iba destinada a pagar a los proveedores que arrastraban durante meses facturas pendientes del ayuntamiento.

La concesión de ese préstamo obligaba al consistorio a realizar un plan de ajustes hasta saldar esa deuda contraída para facilitar el cobro de facturas que estaban en los cajones por parte de quienes habían prestado servicios a la institución municipal.

«Hemos podido cancelar un préstamo que estaba planificado a diez años en sólo cuatro años. Quedan por abonar 2,1 millones de euros que se pagarán de golpe gracias al remanente positivo de tesorería del presupuesto de 2015», relató el alcalde de Tavernes.

De los 2,7 millones que se pidieron en el plan para pagar facturas pendientes a proveedores, en la actualidad quedaban por amortizar 2.186.553 euros que serán los que saldará el consistorio la próxima semana.

Sin deudas

«A partir de ahora, el Ayuntamiento se sale del plan de ajuste y eso significará que los ahorros que se generen o los préstamos que se soliciten se podrán destinar a inversiones y no a pagar deudas. Podremos invertir y mejorar infraestructuras con los ahorros que generemos», añadió el primer edil.

Juan atribuye esta amortización a una buena gestión económica: «después de estos años tenemos un superávit y una tesorería suficiente para pagar de golpe 2,1 millones que faltan del préstamo. No se trata de hacer un discurso triunfalista porque queda mucho por hacer, pero sí que podemos decir que es un paso muy importante para que el ayuntamiento dejara de estar dentro del plan de ajuste».

Futuras actuaciones

Para el alcalde de Tavernes, esta nueva situación permite mejorar servicios o hacer inversiones «sin destinar el ahorro a pagar cosas del pasado». El próximo lunes, el pleno deberá aprobar esta propuesta que parte del ejecutivo.

Todo apunta que se aprobara ya que Compromís goza de mayoría absoluta en el gobierno de la Vall. El remanente de tesorería de 2015 también permitirá invertir unos 7.000 euros en iluminar la Torre de Guaita de la playa de Tavernes, además de zanjar el préstamo de pago a proveedores.