Las Provincias

El PP se opone a homologar el suelo no urbanizable en la Vall

  • El Grup Muntanya Valldigna presenta alegaciones para solicitar la creación del Paraje Natural de Les Creus

Hace unos días el ejecutivo de Tavernes de la Valldigna, integrado por Compromís, realizaba la exposición pública de la Homologación Modificativa del Suelo No Urbanizable. Mediante esta iniciativa se pretenden establecer los usos que pueden ser compatibles con las tierras forestales y rústicas. No supone ninguna recalificación de suelo, pero sí que marca qué actividades se pueden desarrollar en los terrenos no urbanizables.

Pocos días después, el PP vallero, principal partido de la oposición, pide al gobierno nacionalista que suspenda este proyecto. En alegaciones a la homologación, los populares solicitan su paralización en la escasa divulgación que se ha dado de la información a la mayoría de la ciudadanía. «Es un requisito indispensable, así como que tampoco hay un informe económico ni un crecimiento poblacional que justifique la homologación que afecta al 93% del término municipal de Tavernes. Su aplicación afecta al desarrollo económico futuro del municipio», señaló la portavoz popular, Eva Palomares. Los populares insisten en que el documento está fragmentando los usos futuros del suelo sin necesidad, al no existir obligación legal de seguir con su tramitación, y cuenta con dos informes desfavorables por parte del secretario y del arquitecto municipal. Esta homologación, a su juicio, resta competencias municipales sobre el suelo no urbanizable que pasan a depender de la Conselleria.

El PP añade que hay deficiencias técnicas al no contemplar la nueva depuradora, el centro de interpretación de Bolomor, la laminación del río, la demandada ronda o la futura subestación de El Golfo. El Grup Muntanya Valldigna (GMV) ha presentado alegaciones a esta homologación. Solicita que se amplíe en 30 días más el periodo para presentar aportaciones a la homologación. Además realizan varias alegaciones en las que piden más estudios sobre el impacto de la alta tensión o la reserva de la autovía. Añaden cambios puntuales y una especial protección para los senderos, pozos de cal o elementos de riego tradicional. Entre sus reivindicaciones: declarar el Paraje Natural Municipal de Les Creus.