Las Provincias

Las Ampas se quejan porque Xarxa Llibres no es gratis

Un padre recoge a sus hijos de un céntrico colegio de Gandia. :: ÀLEX OLTRA
Un padre recoge a sus hijos de un céntrico colegio de Gandia. :: ÀLEX OLTRA
  • La coordinadora reclama que se devuelva el dinero abonado por el material escolar dado que la conselleria anunció que no iba a costar nada

Malestar general entre los padres de los centros educativos de Gandia. Se sienten engañados porque muchos se han visto obligados a pagar los libros de Xarxa Llibres que, tal y como se anunció por parte de la Administración Autonómica, iban a ser gratuitos. La coordinadora de Ampas (Asociaciones de Madres y Padres) se reunió el lunes por la tarde en el colegio Botànic Cavanilles para abordar este asunto que tanto preocupa a los progenitores. Al encuentro asistieron representantes de centros de primaria y secundaria. «La Conselleria de Educación dijo que este material escolar iba a ser gratis, pero nos hemos dado cuenta de que eso no es cierto. Nos están cobrando los libros en la mayoría de los institutos, si no todo el lote, una parte», argumentó indignado el portavoz de la coordinadora de Ampas, Héctor Canet.

Las asociaciones de padres quieren reunirse con los institutos y también con Inspección Educativa de la Conselleria con la intención de que les informen de cuáles son las soluciones al respecto porque lo que ellos reclaman es que se les devuelva el dinero que han abonado.

«Transmitiremos nuestra queja constructiva, que no destructiva, a la Conselleria», matizó. Precisamente la semana pasada, este periódico publicó que el reparto de las ayudas de la Xarxa Llibres seguía generando confusión y caos entre los padres. El IES María Enríquez alertó a las familias de que no podrá hacer frente a la compra de los libros ante las escasas ayudas que ha previsto el Gobierno Valenciano y les pidió que compren los ejemplares de texto de sus hijos.

El programa, instaurado el pasado año por la Conselleria de Educación, tiene como objetivo crear un banco de libros de texto en los centros educativos con el fin de que las familias no tengan que desembolsar las elevadas cantidades que cuesta este tipo de material cada vez que arranca un curso.

La iniciativa se puso en marxa el pasado curso, tras la entrada del PSPV y Compromís en la Generalitat Valenciana, y no estuvo exenta de polémica. De hecho, durante meses ni los padres ni los responsables de los colegios sabían cuál era el funcionamiento del programa ni cuándo llegaría el dinero para comprar los libros.