Las Provincias

Tavernes creará un parking en la Cova del Bolomor y mejorará los accesos

  • El gobierno habilitará un espacio para vehículos que costará 125.000 euros y planea impulsar un centro de interpretación antes de diez años

La Diputación de Valencia y el Ayuntamiento de Tavernes han anunciado la compra de 2.500 metros cuadrados de terrenos situados junto el yacimiento de la Cova del Bolomor. La diputada de Turismo, Pilar Moncho, y el alcalde vallero, Jordi Juan, anunciaban la firma de un convenio por el que el Patronato de Turismo invertirá 125.000 euros en adquirir esta parcela con el fin de ubicar en ella un parking de turismos que facilite el acceso al Bolomor.

La intención es dotar de un aparcamiento a la zona, así como habilitar los accesos, disponer mobiliario urbano y crear a este espacio un aula al aire libre que sirva para acercar este yacimiento a la ciudadanía.

El edil de Turismo de Tavernes, Josep Llàcer, mantenía que esta acción era la primera fase de un plan de acción para divulgar turísticamente el Bolomor. Llàcer marcaba que este plan se plantea a diez años, con lo que ahora se inicia la primera fase que consistirá en adquirir 2.500 metros cuadrados «la intención en un futuro es adquirir más terrenos adyacentes y hacer un centro de interpretación y de arqueología experimental», indicaba el concejal vallero.

Juan declaraba que con la adquisición de terrenos se mejoraba la accesibilidad al yacimiento: «Hemos puesto los cimientos del futuro centro de interpretación de Bolomor». El primer edil de la Vall indicaba que se desplazaron a Atapuerca para conocer el modelo de gestión de este yacimiento burgalés: «Queremos copiar un modelo de éxito», refiriéndose al yacimiento como ejemplo de investigación arqueológica que a la vez sirve como referente turístico.

Moncho remarcaba que en turismo había que copiar lo que funcionaba y consideraba que Bolomor era un referente para los valencianos y podía convertirse en un valor turístico visitable durante todo el año.

Aunque lo que ahora se ha anunciado es sólo una primera fase, se espera dar continuidad a este proyecto. Llàcer confirmaba que se estaban manteniendo conversaciones con Adif para tratar de lograr la cesión de la conocida como Casa Verda, una antigua parada ferroviaria en desuso que podría servir de centro de recepción de visitantes en autobús «desde allí se haría una ruta segura para desplazar a la gente a pie hasta Bolomor».

La Cova del Bolomor se encuentra en la montaña de la Ombria, a unos dos kilómetros del casco urbano. A la cueva se accede ascendiendo por el Barranc del Bolomor. La adquisición de terrenos resulta imprescindible para adecuar una zona en la que estacionar turismos, ya que los autobuses tienen el acceso muy complicado por los caminos rurales, y desde allí facilitar la accesibilidad a la cueva pudiendo hacer talleres en el aula al aire libre que se pretende habilitar en esta primera fase.

Hasta la fecha se han realizado pequeñas acciones para divulgar el Bolomor. Se han realizado visitas guiadas, conmemorado el 25 aniversario de las excavaciones y promovido talleres como el del tratamiento de la piedra por el hombre prehistórico o de cómo hacer fuego.

En Bolomor se han encontrado los usos domésticos del fuego más antiguos la península: «Ese es un valor que tenemos en Bolomor y que no existe en Atapueca y hay que potenciarlo», indicaba Moncho. El alcalde aseguró que primero sería necesario crear todas las infraestructuras alrededor del yacimiento para después buscar la implicación de las empresas privadas y poder hacer una fundación, como en Atapuerca.