Las Provincias

El PP denuncia que los vecinos de Porta se sienten «inseguros» y exige vigilancia

Reja forzada de una vivienda del Grupo Porta de Gandia. :: lp
Reja forzada de una vivienda del Grupo Porta de Gandia. :: lp
  • La formación alerta de que se están asaltando viviendas con el fin de ser ocupadas y reclama al gobierno de Gandia más policías en el barrio

El Partido Popular denunció que los vecinos del Grupo Porta de Gandia «se sienten inseguros» y exigió más vigilancia policial en este barrio de Gandia. El edil Andrés Puig indicó que numerosos vecinos se han puesto en contacto con el grupo municipal popular para transmitirle su preocupación, ya que, al parecer, se estarían ocupando viviendas por parte de desconocidos.

Puig dijo que existe una «inquietud» generalizada «tras observar que hay individuos que pudieran estar forzando puertas, rejas y ventanas con el fin de acceder de manera violenta e ilegal a viviendas desocupadas».

El concejal del PP añadió que los vecinos sospechan que estas ocupaciones ilegales «buscarían retomar negocios ilícitos relacionados con la droga y la prostitución».

Algunos de los vecinos, dijo Puig, «relatan el temor de que sus hijos, que juegan en dichas calles peatonales, se crucen con estas violentas y peligrosas personas, ajenas a las comunidades que habitan el barrio de Gandia». Los populares sostienen que los vecinos suelen acudir a las dependencias del grupo popular, «al no encontrar un interlocutor válido que les pueda atender en el gobierno local».

El concejal del PP de Gandia apostilló que este tipo de conductas afecta de forma negativa a la imagen de la ciudad.

«Se está tirando por el suelo la imagen de una Gandia segura que se había logrado, donde si venían ocupas a hacer daño sabían que la policía, siguiendo todas las indicaciones legales, se procedía de inmediato a desalojarlos. Era una medida preventiva, que tenía muy buenos resultados, pero al suprimirse, se está generando el efecto llamada y vuelven los ocupas que quieren delinquir a Gandia».

Atención a los vecinos

Los populares exigen de «inmediato» que el gobierno de Diana Morant, tome cartas en el asunto, y los ediles responsables de vivienda y seguridad ciudadana, verifiquen qué está pasando en el Grupo Porta, «redoblen la vigilancia en el barrio y atiendan y escuchen a los amedrentados vecinos, dándoles las soluciones que requieran».

Por último, los populares lamentaron que Gandia «vuelva a ser una ciudad insegura, como ocurría hace años con gobiernos socialistas». «El tapiado de pisos funcionaba y mejorara la calidad de vida de los vecinos de Gandia, expulsando de la ciudad las mafias, el tráfico de drogas y la prostitución», concluyó el edil Puig.