Las Provincias

El Consell concede una prórroga para retirar la depuradora de Rabdells

  • Oliva espera que en breve el Ministerio de Medio Ambiente adjudique la redacción del proyecto de la nueva infraestructura

La Generalitat ha concedido al Ayuntamiento de Oliva una prórroga de un año y medio para retirar la depuradora de Rabdells. Esta infraestructura, de gestión directa municipal, comenzó a construirse en 2008 sin autorización. Entonces, la Conselleria de Medio Ambiente requirió al Ayuntamiento el permiso para la construcción de un depósito EDAR en el ámbito territorial de la zona húmeda catalogada de la desembocadura del río Bullent.

El consistorio no pudo aportar la autorización requerida porque es incompatible por ley desde que en 2002 se aprobó el Catálogo de Zonas Húmedas, según recordaron fuentes municipales. Es por ello, que la Conselleria ordenó el desmantelamiento de dicha depuradora.

En marzo de 2016, ante el nuevo requerimiento de la Conselleria, el alcalde, David González, y el primer teniente de alcalde, Blai Peiró, se reunieron con el Director General del Medio Natural y Evaluación con el fin de proponer una solución en forma de moratoria, dado que Oliva ha sido incluida en un plan para la construcción de la nueva depuradora de Oliva y el tratamiento de las aguas residuales. El recurso administrativo se presentó días después de la reunión. Recurso que ha sido aceptado favorablemente por la Conselleria, otorgando al Ayuntamiento una moratoria de año y medio, desde la petición, para proponer una solución. El gobierno espera que en breve el Ministerio de Medio Ambiente adjudique la redacción del Proyecto Constructivo de la EDAR, cuya duración será de un año. En noviembre de 2015 el Estado comenzó la licitación de la redacción del proyecto por 450.000 euros. Ya hay propuesta de adjudicación y se está a la espera del informe de la Abogacía del Estado por estar el Gobierno en funciones.