Las Provincias

Tavernes despide las fiestas con disfraces

  • La comparsa 'Souvenirs no'l compliques' gana el concurso carnavalesco mientras que la charanga triunfadora es 'La Cafrà de Fortaleny'

Tavernes de la Valldigna ha despedido sus fiestas patronales después de los cambios que ha aplicado el ejecutivo local y que se han basado en concentrar los días festivos en 4, cuando antes eran 9.

Han sido días intensos entre los que destacó el concurso y baile de disfraces del sábado por la noche. Seis comparsas se animaron a competir para ver cuál era el mejor atuendo, siendo el Passeig del País Valencià el nuevo escenario para este acto que habitualmente se realizaba en la Plaça Major.

El jurado decidió que el disfraz más acertado fuera para la comparsa 'Souvenirs no'l compliques', que se embolsó los 700 euros para el primer premio. En segundo lugar y con 500 euros quedó 'Deheses de l'Olimp', seguidos de 'Busca qui ta picat' que ganó 300 euros por emular a los mosquitos tigre. El galardón a la mejor puesta en escena, premiado con 150 euros fue para 'Les Lores'. Las otras dos comparsas participantes 'Llaollao' y 'La reina del gel es casa' recibieron 50 euros por su participación.

El concurso de charangas añadió mucho colorido y alegría a la programación festiva del sábado por la mañana. Siete agrupaciones entraban en concurso. Eran 'Bon Pardal' de Benifairó, C25 de Sueca, 'Rodamóns' de Tavernes, 'Malagana' de Alzira, 'La Cafrà de Fortaleny', 'La Jarranga' de La Pobla de Vallbona y 'La Hucha' de Murcia.

La gran triunfadora y ganadora fue la charanga 'La Cafrà de Fortaleny' con un premio de 1.200 euros a la mejor actuación, otros 100 euros al mejor solitas y 200 euros a la mejor animación en los bares colaboradores.

'La Hucha de Murcia' fue segunda con 900 euros, seguida de la agrupación de Sueca con 700 euros y 'Bon Pardal' con 600 euros. La charanga de Alzira era quinta con 500 euros y cerraban el concurso con 400 euros las formaciones de la Pobla y Tavernes.

Otro de los actos más multitudinarios fue el concurso de paellas. Unas 5.000 personas se acercaron hasta la zona de Vergeret para cocinar este plato tan valenciano. El Ayuntamiento entregaba el arreglo para la paella previo pago de seis euros. Se recaudaron 3.120 euros que se destinaron a la Associació d'Ajuda al Poble Sahraui. Durante los días de fiestas, pero fuera de la programación oficial, también había una plaza de toros portátil que realizaba vaquillas por la tarde y por la noche, sin que haya habido ningún incidente destacable.

El alcalde, Jordi Juan, manifestaba que las fiestas sirven «para hermanarnos con la gente de la calle y con nuestros amigos».