Las Provincias

El Pas de l'Escorredor de Xeresa abre sus puertas

Camí de l'Escorredor de Xeresa, flanqueado de eucaliptos, a través del cual se llega a los humedales de Xeresa. :: Óscar martí
Camí de l'Escorredor de Xeresa, flanqueado de eucaliptos, a través del cual se llega a los humedales de Xeresa. :: Óscar martí
  • Guardas rurales vigilarán esta vía pecuaria que une la playa de l'Auir con l'Ullal de la Creueta para evitar robos en las parcelas privadas

  • El gobierno de Gandia acuerda con Rústicas permitir el acceso al camino y regular los usos tras unas intensas negociaciones

Gandia abre una puerta a la naturaleza más pura, autóctona y viva del marjal: el Pas de l'Escorredor de Xeresa, un lugar alejado de la urbe donde el tiempo parece detenerse. Esta vía pecuaria de un kilómetro y medio aproximadamente une la playa virgen de l'Auir con l'Ullal de la Creueta. Atraviesa el humedal hasta llegar al Marjal de Borrons o reserva del Samaruc. Forma parte de l'Anella Verda y se incluirá en la Red de Infraestructuras Verdes de Gandia (la Xivega).

El camino, que aglutina un tramo flanqueado por eucaliptos, dos acequias y campos de cultivo en activo, no estaba al alcance de todos puesto que Rústicas S.A., uno de los socios propietarios de los terrenos, decidió mantener cerrado su paso durante temporadas para garantizar la seguridad después de sufrir varios robos en las parcelas.

Tras unas largas e intensas negociaciones entre el Ayuntamiento de Gandia y la empresa, con la colaboración de la Comunidad de Regantes, se ha alcanzado un acuerdo a través del cual se determina su apertura para peatones y bicicletas todos los días del año (salvo por las noches). También se regulan los horarios de verano e invierno: del 1 de abril al 30 de septiembre, de 8 a 20.30 horas; y del 1 de octubre al 31 de marzo, de 8 a 19 horas).

Las normas

Está prohibido el tráfico rodado, salvo para los dueños de los terrenos. Con respecto a los usos, algunas de las normas son: mantener la puerta de la carretera cerrada, recoger las basuras que se generen, llevar las mascotas atadas, transitar únicamente por el camino señalizado, moderar las voces y respetar la propiedad privada así como a los otros usuarios.

Queda totalmente prohibido hacer fuego, acampar, alimentar a la fauna, no introducir plantas ni animales y no verter restos ni líquidos. Todo ello para garantizar la protección de este enclave natural.

El consistorio instalará una puerta en el acceso de la Nazaret-Oliva así como un cartel informativo sobre las indicaciones que hay que seguir si se desea adentrarse en este pasillo medioambiental. También dotará a la zona de patrullas de vigilancia rural.

El concejal delegado del área de Gestión Responsable del Territorio del consistorio, Xavier Ródenas, explicó que con esta medida se impulsa una nueva ruta eco-turística en este precioso espacio natural. «Estamos hablando de un espacio impresionante, frontera de los términos municipales de Xeresa y Gandia, que ofrece un mirador espectacular, por un lado, del marjal de Xeresa, de gran valor ecológico, y por otro, del de Gandia, con un paisaje agrícola interesante», manifestó el regidor de Més Gandia.

Ródenas recordó que las visitas han aumentado al paraje del marjal y que incluso hay empresas especializadas que incluyen estas rutas en sus ofertas ecoturísticas.