Las Provincias

La Barca gana con una recreación de Hawái

  • La procesión del Santíssim Crist de la Sang y el concurso de engalanamiento, al cual se presentaron siete calles, abren las fiestas de Tavernes

La procesión del Santíssim Crist de la Sang abrió las fiestas de Tavernes de la Valldigna. Hasta el jueves no se programarán más actos oficiales. La decisión del consistorio de reducir los días festivos ha hecho que a lo largo del fin de semana no hubiera más eventos.

La procesión estuvo marcada por el fuerte calor. Centenares de vecinos acompañaron con sus cirios al Sant Crist del Calvari en una procesión en la que participaron la Banda de Música de la Unió Musical, la Banda del Fénix y los dolçainers de la Valldigna. Representantes de las fallas, autoridades locales y eclesiásticas formaban parte de este acto religioso que resultó muy multitudinario. Dentro de la programación festiva, se realizó el pasacalle por las siete calles engalanadas para las fiestas valleras. El premio a la vía mejor adornada fue para La Barca con su temática 'Aloha', que le supuso embolsarse el premio de 750 euros.

Las autoridades locales visitaron el domingo estas calles en un acto que ha visto reducido la participación popular. Sólo siete calles se han sumado a este concurso, cuando hace unos años era casi una veintena.

El segundo premio con 650 euros fue para la calle Sant Antoni, y el tercero fue para la calle Papa Joan XXIII con 550 euros. El resto de vías participantes ganó 100 euros cada una. Por otro lado, el lunes se repartieron los tiques para el concurso nocturno de paellas del viernes en el Vergeret. Decenas de personas formaron cola desde primera hora de la mañana para hacerse con uno de los vales que servirán para recibir el arreglo de una paella para diez personas por seis euros que se destinarán a una ONG local. Fuera de la programación oficial, las fiestas de la Vall cuentan con bous al carrer que se celebran en una plaza portátil situada en el polígono de El Pla. Es una iniciativa privada que propició que el sábado y el domingo se celebrasen toros y se retomara la programación taurina del jueves hasta el próximo domingo.

El sábado por la tarde, se celebró una concentración antitaurina en la Plaça Major. Unas 150 personas se reunieron para protestar contra lo que consideran un linchamiento hacia los animales y pedir «unas fiestas respetuosas sin maltrato animal». Entre los colectivos que organizaban este acto estaba Pacma, EUPV de Tavernes, ERC, y los colectivos Safor Animalista y Guaita de Xeraco.