Xàtiva restaura de urgencia la cubierta exterior de la ermita de Santa Ana

Vista desde la ermita de Santa Ana de Xàtiva. / lp
Vista desde la ermita de Santa Ana de Xàtiva. / lp

Los daños causados por la caída de un rayo el pasado fin de semana en la cúpula de San Agustín obligan al Consistorio a actuar de inmediato

BELÉN GONZÁLEZ XÀTIVA.

Contar con un rico patrimonio es lo que tiene. Hay que mantenerlo. Es lo que le sucede a Xàtiva que en estos últimos años no está dando abasto, sobre todo si no se ha venido realizando un mínimo de mantenimiento.

La última actuación ha sido en la ermita de Santa Ana, ubicada en el cerro del mismo nombre, conocido como el Mirador de Jaume I, desde el que se puede ver toda La Costera. Aunque es propiedad del Ayuntamiento de Xàtiva, la iglesia, cuya construcción actual data del siglo XVI, está enclavada en el término del vecino municipio de la Llosa de Ranes.

En los últimos quince días se han realizado unas obras de urgencia en la cubierta, al detectarse desprendimientos de la misma. Según explica el concejal de Hacienda y Servicios, Ignacio Reig, afortunadamente no contaba con daños mayores, como agujeros, que hubieran obligado a una actuación de mayor envergadura. De hecho, la inversión que se ha realizado ha sido de 4.000 euros, gracias a la cual se ha podido asegurar la parte exterior y evitar el mayor deterioro de la bóveda interior, donde también se va a actuar, según ha adelantado el concejal, debido a que algunas de las estrellas doradas realizadas en pan de oro de la misma se han desprendido.

En concreto, la actuación que se ha realizado de urgencia ha sido la reposición de la capa asfáltica de la cubierta y reparación en su conjunto. «Aunque esta ermita no es muy visitada, si es cierto que se trata de un Bien de Interés Cultural y no se rehabilitaba desde hacía más de 20 años, estando aún el gobierno socialista de la etapa anterior», apunta Reig.

Ahora se procederá a la restauración de la bóveda estrellada, que, según recuerda el concejal fue diseñada por Manolo Boix y la idea es conseguir que sea el mismo restaurador el que lleve a cabo la actuación, cuyo proyecto saldrá próximamente a licitación. Esta actuación se prevé más costosa, al tenerse que rehacer todo el estrellado dorado y estaría entre los 10.000 y 12.000 euros.

Ignacio Reig también recuerda que en la pasada legislatura, el grupo municipal socialista ya advirtió al entonces equipo de gobierno del Partido Popular, la existencia de grietas en dicha ermita.

Sin embargo, las actuaciones pendientes por el consistorio no quedan ahí. Las tormentas del pasado fin de semana que estuvieron acompañadas por un impresionante carga eléctrica, provocaron que un rayo cayera sobre la cúpula del antiguo convento de San Agustín, donde actualmente se ubica el Conservatorio Elemental de Música.

Según informaba Reig, ayer mismo estuvieron los técnicos municipales valorando los daños y se va a proceder a redactar el proyecto y presupuestar la actuación que seguirá también la vía de urgencia.

Asimismo está pendiente la ejecución de las obras de la cúpula del cementerio municipal, una obra que cuentan con 50.000 euros de presupuesto y que también cuenta con la declaración, en este caso, de Bien de Relevancia Local. Esta actuación está cofinanciada por la Diputación provincial.

También cuenta con financiación de la institución provincial una de las inversiones más costosa en patrimonio como es la ermita del Puig, que está en fase de redacción de proyecto, para lo que se dispone de un total de 150.000 euros en esta fase, de los que 100.00 aportará la Diputación. «Aún así, este presupuesto es insuficiente, puesto que para su recuperación total se necesitarían unos 400.000 euros», explica el concejal de Hacienda y Servicios Públicos del consistorio, que apuntaba, además que, en este caso, sí que ha habido inversiones por parte de los anteriores gobiernos, por lo que al final se podría decir que en esta popular ermita se llegarán a invertir en torno al millón de euros, puesto que se trata de una obra compleja debido su difícil acceso.

Desde el consistorio también recuerda que en septiembre de 2016 finalizaba la obra en la iglesia del convento de San Onofre, con una inversión de más de 49.000 euros, tras detectarse unas grietas en el interior de la nave central, situados en la base de la cúpula.

Más

Fotos

Vídeos