Xàtiva evita cortes de suministro de agua o luz a 17 familias de la ciudad

El Consistorio hace frente al pago de recibos de abastecimiento básico de Bienestar Social pendientes desde el año 2013

REDACCIÓN ALZIRA.

El Ayuntamiento de Xàtiva ha hecho frente al pago de 14.530 euros en facturas impagadas de agua y luz de usuarios de los servicios sociales municipales. De este modo, según datos del departamento de Bienestar Social, 17 familias se han visto libres de la amenaza del corte en el suministro de servicios básicos, como la electricidad o el agua potable.

De esta cantidad adeudada, 13.072'80 euros correspondían a recibos de agua emitidos por el servicio de gestión tributaria de la Diputación de Valencia, mientras que 1.457'20 euros provenían de facturas de la luz sin satisfacer. Habían recibos impagados desde 2013 hasta 2017. El programa de ayuda contra la pobreza energética que gestiona Bienestar Social trata de paliar las consecuencias de la situación crítica y de emergencia social de algunos ciudadanos que tienen una dificultad extrema para poder atender las necesidades básicas del día a día, debido a la carencia de ingresos habituales.

La concejala de Bienestar Social, Xelo Angulo, explica que «hemos conseguido grandes avances en materia de lucha contra el empobrecimiento energético en Xàtiva. Gracias a la buena disposición de las compañías suministradoras y al trabajo desarrollado desde los servicios sociales del Ayuntamiento, en nuestra ciudad no le cortan la luz a nadie sin haber pedido un informe previo a Bienestar Social».

Según la concejala Angulo, «la Generalitat apoya la gestión que se está llevando a cabo desde el Ayuntamiento en materia social y por ello se han incrementado sustancialmente las ayudas que nos conceden». Ya en mayo de 2016, el Ayuntamiento de Xàtiva recibió un incremento del 15% en la subvención para la financiación de gastos derivados del funcionamiento de los centros y programas de servicios sociales que concede anualmente la Generalitat.

La programación de las actividades, el fomento de la participación de la sociedad civil, la implicación de todas y todos en la gestión de los programas o la gestión de las ayudas económicas ha contribuido a situar a las personas en el centro de la acción de gobierno, según Angulo.

Fotos

Vídeos