El velero de los hermanos Grau empieza el año con una nueva victoria en Cullera

El Club Náutico de la ciudad inicia la liga de regatas 2018 con este trofeo en el que Barbablu y Llevant Blau completaron el podio

REDACCIÓN CULLERA.

El velero Slainte, de los hermanos Alejandro y Marcos Grau, empezó el año de la misma forma que acabó el ejercicio anterior: con una nueva victoria en el mar. El pasado sábado se disputó el Trofeo Alma de Mar - Estany, la primera regata de la liga local organizada por el Club Náutico de Cullera.

La plata fue para otro habitual de los primeros puestos: el Barbablu del suecano Carlos Pavía. Y la tercera plaza la obtuvo el Llevant Blau Regata de Pepe Vives. Las tres embarcaciones son del Club Náutico de Cullera.El campo de regatas se situaba en la bahía de Cullera, concretamente entre la desembocadura del río Júcar y el Faro y con tramos diseñados para utilizar la vela spinnaker y otros para navegar de ceñida. El día fue perfecto para la navegación, con viento variable de entre 12 y 16 nudos y rachas de hasta 20 nudos y escaso oleaje.

Por categorías, en la clase 1 tan solo compitió La Salada, de Jordi Peris. En la clase 2 los puestos de honor fueron para el Tourane de Paco Bou; seguido por el Sarantín II de Vicente Salvador Sanjuán y el Tortooga de Francisco Torres.

Mientras que, en la clase 3 venció el Slainte, seguido del Barbablu y el Tjula de Miguel Arias. Los barcos de esta última categoría son los más rápidos. Aunque, la clasificación general no coincide exactamente porque la general se decide en la primera vuelta.

Fotos

Vídeos