Un total de 2.300 alumnos de Cullera se beneficiarán del banco de libros

REDACCIÓN ALZIRA.

El curso escolar 2017-18 arranca el próximo lunes en Cullera y lo hace con 2.300 alumnos beneficiarios del banco de libros del Xarxa Llibres, el programa impulsado en 2015 por el ayuntamiento, la Generalitat y la diputación con el que se han recuperado las ayudas a la compra de manuales didácticos suprimidas por el anterior gobierno autonómico. En total son 1.500 en los cursos de Primaria y 800 en la ESO.

Los datos los facilitó la primera teniente de alcalde y concejala de Educación, Sílvia Roca, quien asegura que con esta medida «los gobiernos del cambio de las tres Administraciones implicadas hemos rescatado el derecho constitucional a la educación gratuita después de que fuera en buena parte erradicado por las políticas de la derecha».

En opinión de Roca, «este sistema se ha consolidado» y «cada vez convence más a los padres». Bajo el principio de la gratuidad de la educación y de la reutilización del material, los padres y madres «ahorran una importante cantidad de dinero en la vuelta al cole», recalca la edila, lo que supone «una pequeña gran ayuda para la economía familiar».

La puesta en marcha del programa en 2015 culminó con 1.320 familias de Cullera que solicitaron la ayuda de 200 euros, que el primer año supuso una inversión municipal de 131.508,80 euros. Después, los libros se reutilizan pasándose de unos alumnos a otros cuando cambian de curso, de manera que la inversión en la compra se reduce.

«Una familia podía gastar perfectamente antes una media de 500 euros en la vuelta al cole y ahora esa cuantía se ha reducido de forma importante en lo que respecta a la compra de libros», apunta la edil de Educación. El nuevo período lectivo comienza en Cullera con 2.650 alumnos matriculados en los cursos de Infantil, Primaria y Secundaria de los nueve centros educativos.

Fotos

Vídeos