Sueca exige a Ribera Salud que reabra el consultorio de Les Palmeres cerrado sin aviso

Centro de Salud de Les Palmeres.
Centro de Salud de Les Palmeres. / lp

Ribera Salud asegura que reforzará con más personal el Centro de Salud Integrado, situado cerca de los puntos costeros y mejor dotado

BELÉN GONZÁLEZ SUECA.

El Ayuntamiento de Sueca exige a Ribera Salud que mantenga los mismos niveles de asistencia sanitaria de los últimos años tras conocer que la empresa concesionaria del servicio de atención sanitaria no abrirá el consultorio de la playa de Las Palmeras, en la actual temporada estival, y recortará el servicio del Centro de Salud de el Perelló. Desde el consistorio suecano se denuncia que la decisión se haya tomado de manera unilateral y sin previo aviso al municipio.

Mientras, las autoridades locales mantienen desde hace semanas conversaciones con la Consejería de Sanidad y Salud Pública, desde que se enteraron extraoficialmente que el plan de vacaciones planteado para el verano, que no cuenta con el visto bueno ni la aprobación de la Generalitat Valenciana, no cubriría la totalidad del servicio ofrecido hasta entonces en la zona costera.

Según se estima, la población de Sueca, incluyendo la población de las Entidades Locales Menores (El Perelló y El Mareny de Barraquetes), se duplica en la temporada estival, llegando a contar entre 60.000 y 70.000 habitantes, de los 28.000 censados. La alcaldesa de Sueca, Raquel Tamarit, señala que el cierre del consultorio de Les Palmeres y el recorte del servicio en el Centro de Salud de El Perelló puede significar el colapso y la masificación del servicio que continuará activo en esta temporada, el servicio parcial de el Perelló y las Urgencias del Centro de Salud de Sueca, unas infraestructuras que no están habilitadas para asumir el volumen de población que se les asignará tras el recorte.

Aparte del cierre del consultorio de Las Palmeras, en El Perelló se reduce el servicio a los desplazados sólo por la mañana, a partir de este lunes, al contrario de lo que estaba previsto en un principio, es decir, atención mañana y tarde y servicio nocturno de urgencias .

Tamarit ha mostrado su indignación con la decisión de la empresa, asegurando que «en esta situación, Ribera Salud condena a nuestras poblaciones a dar una imagen tercermundista, creando un agravio comparativo con otras poblaciones que sí tendrán estos servicios de atención extraordinaria para cubrir su demanda estival».

La máxima representante del consistorio suecano ha recordado que «la sanidad no es un negocio y los servicios de atención sanitaria a los ciudadanos no se pueden manejar, abrir, cerrar y recortar a la ligera», apuntando que «parece que Ribera Salud quiere exprimir al máximo el tiempo que le queda antes de la finalización del contrato de gestión de la Sanidad en la comarca». La alcaldesa ha lamentado también que «en los últimos meses han emprendido, desde Ribera Salud, una campaña engañosa y manipuladora de desinformación, aprovechándose del público más vulnerable, con el objetivo de poner el miedo en el cuerpo de los vecinos de la comarca, insinuando que la atención empeorará con la próxima reversión a la gestión pública del Hospital de la Ribera. Pero somos los ciudadanos quienes lo estamos pagando caro ahora, mientras ellos todavía están al frente del servicio».

Por lo que se refiere al consistorio, el Centro de Salud de Sueca, encargado de la coordinación del servicio, mantenía idéntica la misma previsión del último año y han sido los primeros sorprendidos por la determinación de las nuevas medidas.

Por otra parte, la Directora General de la Alta Inspección Sanitaria, Isabel González, que apoya en su demanda a este Ayuntamiento y demás poblaciones afectadas, se comprometió a reclamar a la empresa que replantee las medidas adoptadas ya exigirle que rectifique, sin embargo, desde Conselleria apuntan que la decisión es, en última instancia, competencia de la empresa mientras ésta sea concesionaria.

Desde el consistorio se ha alentado a los vecinos a presentar las quejas oportunas, que contarán con el apoyo del gobierno municipal.

Por su parte, Ribera Salud asegura que el Departamento dará «una asistencia óptima y 24 horas» al área de Sueca durante el verano, reforzando con más personal médico y de enfermería el Centro de Salud Integrado, «un centro mejor dotado que los consultorios de playa y situado a escaso minutos de los puntos costeros, lo que conllevará una mejor respuesta y aumento de la calidad asistencial a la afluencia turística», asegura. Sobre este centro, también recuerdan que además de atención las 24 horas del día, cuenta con capacidad de atención radiológica, camas de observación, instalaciones óptimas y unas urgencias punteras.

En lo que respecta al centro de El Perelló, Ribera Salud informa que se refuerza con personal y con un horario de atención de 8 a 15 horas, «el mismo que la mayoría de consultorios de playa dependientes de la Conselleria» y el consultorio de Mareny de Barraquetes aumenta su horario de lunes a viernes, también de 8 a 15.00 horas. No obstante, desde el Departamento se aseguran que «hará un seguimiento de la demanda asistencia por si fuera necesario aumentar y optimizar los recursos.

Fotos

Vídeos