Sólo dos municipios contestan afirmativamente a la propuesta de albergar el vertedero

Desde el Consorci Ribera-Valldigna piden «responsabilidad» al tratarse de una instalación necesaria para cumplir con la normativa

A. TALAVERA ALZIRA.

El plazo establecido para que los ocho municipios elegidos para albergar el vertedero comarcal dieran una respuesta finalizaba ayer. Solo dos localidades, Tous y Guadassuar, han respondido afirmativamente a la posible instalación del Consorci Ribera-Valldigna en su término. Y otras dos han dado de forma oficial una respuesta negativa, Montroi y Catadau.

El resto de municipios, Antella, Sellent, Gavarda y Alzira no han comunicado al Consorci su posición. En el caso de Gavarda, el alcalde ha solicitado unos días más para contestar ya que tiene previsto realizar una asamblea sobre el tema.

Por su parte, Alzira llevaba en la tarde de ayer en el pleno del mes de enero la valoración de las zonas aptas para la posible ubicación de vertedero de residuos municipales en el término municipal de Alzira o zonas limítrofes.

En el resto de casos se ha hecho pública su oposición a acoger el vertedero pero no se ha informado de forma oficial. Pese a que todavía no se ha decidido cuál será la ubicación porque se tienen que realizar los estudios pertinentes para valorar de forma definitiva la adecuación de la zona elegida, Carlet y l'Alcúdia ya han presentado mociones oponiéndose a que sus pueblos vecinos alberguen esta futura planta de residuos.

En el caso de l'Alcúdia se ha alegado para rechazar el posible vertedero en Guadassuar los informes que se realizaron en contra del anterior proyecto de macrovertedero por considerar que la zona señalada «se encuentra entre dos barrancos que drenan las tierras de la Garrofera. Supondría un riesgo potencial medioambiental en caso de lluvias intensas».

El presidente del Consorci, Salvador Montaña, ha pedido «responsabilidad» a los representantes municipales ya que ha recordado que la construcción del vertedero es necesaria para cumplir con la normativa europea que señala «que a partir de 2020 se sancionará» a los países que no cumplan en materia de residuos. Además, «nos cuesta 2,7 millones de euros al año el transporte de residuos y hay que sumar la cantidad de dióxido de carbono que se emite» por este motivo.

Ante esta situación, «no se puede dejar pasar el tiempo y tenemos que ser responsables y decidir un lugar porque el 80% de nuestro territorio se considera inundable» por lo que quedan pocas zonas posibles, ha explicado Montañana.

Sobre las mociones en contra de la ubicación en Tous o Guadassuar, «son gratuitas porque estamos en una fase inicial y se tienen que dar cuenta que esto es necesario. En el caso de Guadassuar, no se trata de la misma zona que el anterior proyecto y además está avalado por un estudio externo», ha apuntado el presidente del Consorci y alcalde de Guadassuar.

Desde l'Alcúdia también se ha propuesto crear microvertederos pero Montañana ha manifestado que «si ya es difícil encontrar una ubicación, más es encontrar cuatro además se tendría que ver la viabilidad económica». Y ha afirmado que cuando se decida el lugar idóneo se realizarán todos los estudios necesarios para intentar que el proceso siga adelante sin que surjan nuevas trabas.

Fotos

Vídeos