Siete empresas presentan sus propuestas para el nuevo Palacio de Justicia de Alzira

Terrenos en la avenida Luis Suñer donde se construirá el Palacio de Justicia. / f. garcía
Terrenos en la avenida Luis Suñer donde se construirá el Palacio de Justicia. / f. garcía

Se trata de la primera fase de licitación del proyecto y se estima que a principios de 2019 pueda estar redactado según los plazos

A. TALAVERA ALZIRA.

El proceso para la construcción del esperado Palacio de Justicia de Alzira ya está en marcha después de que haya finalizado el plazo para que los interesados presenten sus propuestas para este proyecto. Cabe recordar que en un primer momento, la fecha límite establecida por la Conselleria de Justicia era hasta el 20 de marzo pero después se acordó prorrogarlo hasta el pasado 10 de abril.

De esta forma, al concurso para la redacción del proyecto y la dirección de obras para construir el edificio que aglutine las dependencias judiciales de la ciudad se han presentado siete empresas. El proyecto tiene un coste estimado de 427.886,25 euros, impuestos incluidos y la licitación incluye los servicios de arquitectura e ingeniería, así como los estudios de tecnología y servicios para dotar a la nueva sede judicial de la capital de la Ribera Alta de los medios más modernos para llevar a cabo su función.

Este proyecto es uno de los reclamados por parte de la ciudad desde hace décadas y que pese a considerarse necesario por todos los gobiernos autonómicos, nunca ha llegado a desarrollarse. Ahora con esta licitación, el futuro palacio está más cerca aunque todavía habrá que esperar algunos años para que sea una realidad.

El plazo para presentar las propuestas se prorrogó hasta el pasado 10 de abril

La tramitación de este tipo de actuaciones es larga y costosa. El siguiente paso tendrá lugar el próximo 23 de abril cuando se reunirá la Mesa Técnica que abrirá el sobre 2 de cada propuesta (que es el que contiene el proyecto técnico) para su evaluación. A partir de entonces, los técnicos de la Conselleria de Justicia evaluaran las propuestas.

Tras la evaluación de las siete propuestas que optan a construir las dependencias judiciales que se estima durará entre cuatro y ocho semanas, se dispondrá otro día para que la Mesa Técnica abra el sobre 1 en el que se encuentra la propuesta económica de cada empresa y se repite el proceso ya que los técnicos tienen que valorar cuál de todas las iniciativas presentadas se adecua más.

Con todo esto, se calcula que la licitación definitiva puede tardar entre tres y cuatro meses a partir de este momento. Una vez se resuelva la licitación, la empresa ganadora del concurso tendrá ocho semanas para la redacción del proyecto básico desde la firma del contrato.

A este plazo habrá que sumar el de redacción del proyecto de ejecución y del estudio de seguridad y salud que tendrá una duración de doce semanas.

Con esta previsión de términos que contempla esta fase inicial del Palacio de Justicia, se estima que la redacción del proyecto estaría lista en unos nueve meses, es decir, a principios del 2019.

El palacio que no llega

Con estos plazos, el inicio de las obras ya se enmarcaría en las inversiones de la próxima legislatura, un hecho que hace peligrar la continuidad del proyecto si nos basamos en la historia reciente de este anhelado edificio.

Y es que las promesas de construcción del Palacio de Justicia se han repetido a lo largo de los años y con el paso de distintos consellers del área. Promesas que en algunos casos llegaron con presentación de bocetos concretos para la construcción de estas instalaciones, como ocurrió en 2009, pero que siempre se quedaron en el aire «por falta de presupuesto».

Ahora la Conselleria que dirige Gabriela Bravo ha vuelto a dar un empujón a esta iniciativa y desde todos los sectores de la ciudad esperan que sea el definitivo debido a lo necesario de estas instalaciones.

Y es que el proyecto servirá para agrupar en un único edificio las tres sedes judiciales que actualmente están dispersas en inmuebles de la Ronda de Algemesí, la plaza del Sufragi y la plaza de la Generalitat. Inmuebles antiguos que se han quedado pequeños para albergar los siete juzgados de la ciudad y que tampoco están adaptados a las necesidades de este servicio básico.

De hecho, en el edificio de los juzgados número 1, 2, 3 y del Registro Civil se acaba de instalar un ascensor ya que carecía de él pese a tener dos plantas. Un ascensor que todavía no se ha puesto en funcionamiento.

Fotos

Vídeos