Una sentencia ve nula la ejecución de una vivienda hecha por un banco

La entidad rechazó que la viuda pudiera acogerse al Código de Buenas Prácticas pese a saber que su marido había muerto

REDACCIÓN ALZIRA.

Un juzgado de Alzira ha desestimado la ejecución hipotecaria formulada por Banco Popular, S.A. contra una familia de Guadassuar en la que el marido había fallecido y no podía hacer frente al pago de la hipoteca de su vivienda. La viuda, defendida por el despacho Pérez Vercher Abogados, alegó falta de litisconsorcio pasivo necesario dado que el marido, según resulta probado en la propia sentencia, «hacía casi tres años que había fallecido».

Pese a ser conocedores de esta circunstancia, según explicaron desde el despacho de abogados, el banco ejecutó la vivienda y no quiso que la familia pudiera acogerse al Código de Buenas Prácticas Bancarias, como previamente se había solicitado.

En el juicio, el banco alegó desconocer esta circunstancia y solicitó poder subsanar el defecto para proseguir con la ejecución, pero su alegato no prosperó, dado que la conformación de la realidad procesal es un elemento esencial del procedimiento y por la parte del consumidor resultó probado que el propio banco era consciente del fallecimiento del marido dado que se había estado negociando con anterioridad y aportando toda la documentación familiar, incluso el certificado de defunción del demandado que había fallecido tres años antes.

Según el abogado José Antonio Pérez Vercher, director del despacho de Abogados que ha ganado el pleito, la situación procesal de Banco Popular en general, «se encuentra en la actualidad en una fase lamentable tras la absorción de la entidad por el Banco de Santander, que ha decidido mantener la marca Banco Popular en los pleitos para no mancillar la imagen de la marca Santander. Así las cosas, resulta muy difícil llegar a acuerdos con el Banco que puedan solucionar los asuntos pendientes que se acumulan en las oficinas judiciales. Esto ocurre tanto en los asuntos de cláusula de suelo hipotecario como en las ejecuciones judiciales de cualquier tipo en las que es parte Banco Popular, S.A».

El cliente realizó varias reclamaciones previas que no fueron atendidas por la entidad con el fin de conseguir la dación en pago de la deuda motivo que llevó al Banco a interponer una demanda que ya cuenta con una sentencia que responsabiliza al banco de dicha nulidad de todas las actuaciones que se han realizado en el pleito y condena a Banco Popular a pagar las costas judiciales.

Fotos

Vídeos