El sector de la construcción en Cullera remonta y aumentan las licencias

Una de las obras en Cullera. / lp
Una de las obras en Cullera. / lp

El Consistorio recauda por las obras un 125% más que en 2013 y en los primeros meses de este año también se mantiene la tendencia al alza

REDACCIÓN CULLERA.

Parece que el sector de la construcción comienza a salir del hoyo, por lo menos en ciudades costeras como Cullera. Y es que el Ayuntamiento ha notado una progresiva subida en el número de licencias de obra desde el año 2013. En sólo cuatro años, el Consistorio de Cullera ha aumentado la recaudación por las distintas construcciones en un 125%.

En el año 2016, el Ayuntamiento de Cullera ingresó un total de 295.481 euros por estas licencias. En 2015 la cifra fue de 255.291 euros , mientras que en 2014 ascendió a 184.685. Estos números dibujan una clara línea ascendente que tiene su punto de partida en el año 2013, cuando la recaudación por este concepto tocó fondo con 110.001 euros, casi una tercera parte de lo que se consiguió en 2016.

En 2014 y 2015 se produjeron dos grandes saltos cuantitativos con subidas del 76,3% y del 38,2% respectivamente, y mantuvo un ritmo creciente el año pasado con un 15,7% más de recaudación por licencias de obra.

En cuanto al número total de permisos concedidos, las estadísticas se muestran en consonancia con las de recaudación. Desde el año 2013, en el que se concedieron 370 autorizaciones, se ha producido un incremento que pone de manifiesto la mejora del sector de la construcción. De este modo, las licencias alcanzaron su tope durante el año pasado con un total de 540 licencias.

Unas datos que siguen al alza según las primeras estimaciones que se pueden realizar en lo que llevamos de año. En la primera mitad del año se han ingresado 144.030 euros y se han concedido 331 autorizaciones a falta de los resultados de los seis últimos meses de 2017.

Estas cifras suponen el mejor resultado del primer semestre en los últimos años. En concreto, se trata de un 26,9% más de recaudación que en el mismo periodo del año pasado.

«La tendencia es a la recuperación de un sector que muchos años ha estado castigado por la crisis económica. Esto redunda en beneficio de la creación de puestos de trabajo en este sector y también supone un pequeño alivio para las arcas municipales», ha señalado el concejal de Urbanismo y Hacienda, Juan Vicente Armengot.

Y es que durante los años anteriores a la crisis, los Ayuntamientos tenían en las licencias de obra uno de sus más importantes ingresos. Sin embargo, el estallido de la burbuja inmobiliaria provocó una merma considerable en los ingresos municipales que contaban con estas cantidades para hacer frente al pago de facturas y servicios. De esta forma, se creó un modelo económico excesivamente dependiente de las aportaciones relacionadas con la construcción y que se tuvo que adaptar y pagar las consecuencias cuando la crisis estalló.

Los datos de aumento de las licencias de obra se complementan con la tendencia al alza en la venta de viviendas que se está experimentando en los dos últimos años en la ciudad costera. Cullera se ha convertido así en el municipio donde tradicionalmente se producen más transacciones inmobiliarias de la Ribera debido a la gran cantidad de segundas residencias.

Fotos

Vídeos