Sanidad pondrá en marcha durante este año la lanzadera de la estación de Alzira al hospital

Un instante de la reunión entre la consellera y el alcalde. / lp
Un instante de la reunión entre la consellera y el alcalde. / lp

El alcalde, Diego Gómez, se reúne con la consellera para concretar las inversiones en el recinto hospitalario y en centros sanitarios de la ciudad

A. TALAVERA ALZIRA.

A menos de tres meses de que se materialice la reversión del Hospital Universitario de la Ribera, el alcalde de Alzira, Diego Gómez, se ha reunido con la consellera de Sanidad, Carmen Montón, para hacer un seguimiento del procedimiento que ha generado muchas dudas entre los usuarios de la comarca.

«A diez semanas de la reversión se debe lanzar un mensaje de serenidad y tranquilidad a toda la ciudadanía de la Ribera», ha manifestado el alcalde de Alzira tras hablar con la responsable de Sanidad.

Como ya han comentado en otras ocasiones desde la Conselleria, el 1 de abril, todo seguirá igual y los ciudadanos recibirán los servicios en las mismas condiciones, tanto en el hospital como en los centros de atención primaria.

Uno de los temas que también se ha querido concretar es el de las inversiones previstas por la Conselleria durante 2018. Una de las que afectan directamente a la ciudad de Alzira es la de poner en marcha un autobús lanzadera desde la estación de Renfe y el Hospital de la Ribera para facilitar el acceso tanto a trabajadores como a pacientes.

Un proyecto del equipo de gobierno alcireño que lleva tiempo gestándose pero que todavía no se ha podido materializar por falta de presupuesto. En esta ocasión, la consellera Montón se ha comprometido a invertir durante este año en esta mejora del transporte al centro sanitario.

Otro de las reivindicaciones históricas, que también se ha solicitado durante años a Ribera Salud, y que entra en los planes de la Conselleria es la ampliación del número de aparcamientos gratuitos en esta área debido al déficit actual que genera muchas molestias.

Pero estas no son las únicas inversiones previstas para 2018 en el futuro hospital público de Alzira. También se prevé mejorar el servicio de Oncología con un nuevo acelerador lineal del tratamiento del cáncer.

Los centros de salud del departamento de la Ribera también recibirán una inyección económica para mejorarlos y en el caso de Alzira, la inversión se destinará a la digitalización y mejora de los equipos de Rayos X y del mobiliario de estas dependencias.

Cabe recordar, que en los presupuestos de la Generalitat se han destinado 5,7 millones de euros a inversiones de urgencia para mejoras en atención primaria y especializada en el departamento de La Ribera. Además, del coste que suponga todo el procedimiento de reversión que también se ha contemplado en las cuentas de este año.Tras este encuentro con la responsable de Sanidad, El alcalde de Alzira ha instado a la consellera Montón a mantener una reunión informativa y de concreción de todos los aspectos con los ayuntamientos implicados a lo largo de la segunda quincena de febrero.

Información que durante las últimas semanas se está dando a los ciudadanos a través de reuniones en diferentes municipios de la Ribera a la que asisten, entre otros, el comisionado del Departamento de Salud, Salvador Llopis, e Isabel González, directora general de Alta Inspección de la Generalitat.

En líneas generales, los responsables sanitarios han anunciado que va a realizarse un replanteamiento del modelo de asistencia con el fin de adaptarlo al perfil generacional de la comarca, más envejecido que cuando se puso en funcionamiento el hospital. El nuevo objetivo es reforzar la atención primaria y la Unidad de Hospitalización a Domicilio (UHD), para acabar con el modelo actual donde se prima el ingreso y satura, así, las urgencias.

Sobre el tema de las urgencias durante el repunto de la gripe, Ribera Salud ha señalado que «se olvidan de la situación de todos los hospital públicos, con colapso de urgencias, con pacientes en pasillos, habituaciones con cuatro camas y falta de sustituciones de personal».

Los actuales gestores del Departamento de la Ribera también han criticado que se hable de múltiples inversiones cuando se espera destinar 2 millones de euros para equipamiento para el hospital y «una cifra que ni siquiera cubriría el acelerador lineal del cáncer, valorado en 3,5 millones por la propia directora general» ni el resto de proyectos anunciados.

En las reuniones realizadas por la Conselleria otro de los puntos que se aborda es el refuerzo de la plantilla «con el fin de acabar con la precariedad laboral» ya que acaba traduciéndose en una pérdida de calidad del servicio.

Otro de los puntos que han negado desde Ribera Salud al asegurar que el actual Convenio Colectivo que rige las condiciones de los trabajadores «fue firmado por unanimidad por todas las fuerzas sindicales y que la Ribera tiene una tasa de indefinidos del 88,23%, muy superior a la de la Conselleria». Por todas estas críticas, y otras que se han realizado durante las ponencias en los municipios, la concesionaria ha exigido que los responsables de la Generalitat «dejen de generar alarma social».

Fotos

Vídeos