Sanidad insta al Colegio de Farmacéuticos a restituir las urgencias en l'Alcúdia de Crespins

Una farmacéutica toma un mediacamento de un estante. / ignacio lópez
Una farmacéutica toma un mediacamento de un estante. / ignacio lópez

La conselleria estima el recurso presentado por el Ayuntamiento tras la supresión de las guardias nocturnas de las dos farmacias de la localidad

BELÉN GONZÁLEZ L'ALCÚDIA DE CRESPINS.

La Conselleria de Sanidad ha estimado el recurso que interpuso el año pasado el Ayuntamiento de l'Alcúdia de Crespins contra la supresión parcial de los servicios de urgencia de las farmacias de la localidad así como de Canals e insta al Colegio de Farmacéuticos de Valencia a reactivar el servicio de guardias nocturnas, después de que implantara un nuevo turno de guardias en la comarca de la Costera sin tener en cuenta lo establecido en el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales.

De esta forma Sanidad da la razón al consistorio que consideraba que el turno de los servicios de urgencia en el término establecido hace un año perjudica a sus vecinos, puesto que, según explica el alcalde, Pepe Garrigós, «les obliga a desplazarse a otras poblaciones en caso de necesitar una farmacia durante la noche, lo que comporta un trastorno, sobretodo para los vecinos que no tienen transporte para su desplazamiento».

Cabe recordar que el recurso estimado por la Conselleria se presentó tras la aprobación de una moción presentada por los grupos de Compromís y PSPV en el pleno y celebrado en junio de 2017, que fue apoyada por el PP, en la que se acordaba exigir la reapertura de las farmacias en horas nocturnas que desde marzo de 2017 no daban servicio.

En el mismo también se explicaba que los vecinos de los pueblos que forman parte de la zona Básica de Salud cuando acudían al médico en horario nocturno, tenían que desplazarse, en primer lugar, a Canals para acudir a urgencias y posteriormente a otro pueblo de la comarca de La Costera donde estuviera la farmacia de guardia si requería de alguna medicación urgente y ninguna de las de Canals estuviera de turno de guardia. Además, se remarcaba que la resolución de la Dirección General de Salud Pública de la Conselleria, por la que se autorizan los turnos de guardia de las farmacias de la provincia de Valencia, no había tenido en cuenta las peculiaridades de esta zona y, en consecuencia, no quedaban garantizadas las necesidades farmacéuticas de la población.

El alcalde, Pepe Garrigós, ha insistido que con el retorno al antiguo turno «se asegura que siempre haya una farmacia de guardia en una de las dos poblaciones».

Por su parte, desde el Colegio de Farmacéuticos explican a LAS PROVINCIAS que la resolución de la Conselleria se basa en un defecto de forma puesto que, según reconocen, presentaron fuera de plazo el cambio de horario. Señalan que se llegó a un acuerdo con las dos farmacias de l'Alcúdia de Crespins y las cuatro de Canals para que se alternaran en la prestación de este servicio de guardia nocturno y advierten de que si se volviera a la situación anterior, como se demanda, l'Alcúdia de Crespins se quedaría sin servicio de urgencias nocturno puesto que así lo establece la normativa, que habla de que al contar con el mismo en otros municipios cercanos, entre ellos Canals, municipio con el que l'Alcúdia de Crespins, por otra parte, se considera zona farmacéutica.

Y es que el Decreto 187/1997, de 17 de junio, del Gobierno Valenciano, sobre horarios de atención al público, servicios de urgencia y vacaciones de las oficinas de farmacia de la Comunidad Valenciana, en su artículo 5.2. a), establece que el servicio de urgencia se podrá establecer entre las farmacias de los municipios pertenecientes a la zona de salud o zona farmacéutica, «siempre que el tiempo de acceso a la farmacia en servicio de urgencia, utilizando un automóvil y cumpliendo las normas de circulación, no incremente en más de 15 minutos el tiempo que, de media, se hubiera necesidad en el supuesto de disponer de una farmacia en servicio de urgencia en el municipio donde se requiera este servicio».

El Colegio de Farmacéuticos informa que van a volver a tramitar la regulación de servicios de urgencia «para permitir que la localidad disponga de un servicio de guardias racional, de acuerdo a las necesidades reales de su población», incidiendo en la «racionalidad» y la retribución» del servicio.

Al respecto, inciden en la necesidad de que los ciudadanos hagan un uso racionalizado de los servicios de urgencia «para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario».

Precisamente, el mismo problema han tenido los vecinos de otras poblaciones de La Costera, concretamente Moixent y Vallada. Gracias a la recogida de firmas de los vecinos y actuaciones de los respectivos ayuntamientos, desde el pasado mes de abril cuentan con el servio de urgencias farmacéuticas restablecido.

Fotos

Vídeos