Sanidad exige a Ribera Salud que refuerce la atención en los centros de salud de la costa

Centro de salud de Les Palmeres, en término de Sueca. / lp
Centro de salud de Les Palmeres, en término de Sueca. / lp

La Conselleria pide que el consultorio de Catadau se abra por las tardes y la concesionaria insiste en garantizar una asitencia «óptima y continua»

BELÉN GONZÁLEZ ALZIRA.

El enfrentamiento entre la Conselleria de Sanidad y la empresa concesionaria de la comarca de la Ribera sigue ofreciendo capítulos. Sin ir más lejos, y en una carta a la que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, la directora general de la Alta Inspección Sanitaria, Isabel González, le pide al gerente del Hospital de la Ribera que refuerce la atención en los consultorios de la costa y que mantenga la apertura del Consultorio de Catadau por las tardes (entre las tres y las nueve de la noche).

En la misiva se recuerda que tras revisar el plan de vacaciones presentado para este año por parte de la empresa concesionaria, el pasado 9 de junio se remitió un escrito de disconformidad con el mismo.

«Ante la falta de respuesta por su parte y, lo que es peor aún, la no modificación de dicho Plan de Vacaciones, es por lo que le insto a mantener la apertura del mismo número de centros y consultorios del Plan de Vacaciones 2016, especialmente los dependientes de las zonas básicas 10, Cullera y 11 Sueca», señala la carta de la Conselleria de Sanidad.

La misma continúa explicando que se debe tener en cuenta «el crecimiento de la población estable en más de 40.000 personas en Sueca y de 100.000 en Cullera». Así, el cierre de alguno de los consultorios y la apertura de otros en horario exclusivamente matinal «supone, no solamente un claro deterioro de la calidad asistencial en sí, sino también problemas de accesibilidad en los Centros de Salud y una masificación de pacientes».

Por otra parte, el aumento de la población en el Marquesat (Llombai, Catadau y Alfarp) «sumado a la elevada ratio de pacientes por médico a lo largo del año hace totalmente insuficiente mantener el horario de invierno ya de por sí muy limitado».

La carta concluye pidiendo que se informe a la Dirección General de la Alta Inspección sanitaria de las modificaciones que se propongan.

Ribera Salud ha mostrado su «perplejidad e indignación» por el hecho de que el mismo día que estaban citados en la Conselleria de Sanitat para la celebración de una comisión mixta en la que, entre otros puntos, en el orden del día se incluyera precisamente el dar cuenta del Plan Asistencial para el Verano, para lo que han preparado una amplia documentación con el histórico, se haya filtrado la citada misiva, antes incluso de que ellos tuvieran conocimiento.

Desde la empresa que gestiona el Departamento sanitario de La Ribera también aseguran no entender por qué no se les aplica los mismos criterios que al resto de departamentos públicos, puesto que es uno más de la red asistencial y, en este sentido, insisten en no entender «que se justifique la decisión de aperturar determinados centros por la tare en el incremento de la población estival y ese mismo criterio no se aplique en la mayoría de consultorios de playa de la Comunitat, que sí cerrarán por las tardes», poniendo como ejemplo los consultorios de Xeraco, Bellreguart, Piles, la Patacona, Port Saplaya, Canet y el Puig.

Como ya ha manifestado en contestación a las demandas de los ayuntamientos de Cullera y Sueca al respecto, Ribera Salud recuerda que la zona básica de Sueca queda garantizada con el refuerzo de personal en el Centro de Salud Integrado y asistencia 24 horas y los centros de El Perelló y Mareny de Barrequetes darán asistencia en horario de mayor demanda.

En lo que respecta a la zona de Cullera, también se refuerza el personal del CSI con asistencia las 24 horas y los centros de El Oasis y El faro darán igualmente asistencia en horario de mayor demanda. Por su parte, el Centro de Salud Integrado de Carlet reforzará la cobertura de los consultorios del Marquesat, con una distancia desde el punto más lejano de 8 minutos.

Además, desde Ribera Salud se insiste en que están llevando a cabo un seguimiento de la demanda asistencial en estas zonas por si fuera necesario aumentar u optimizar los recursos. «Esto es posible gracias a la gestión flexible y responsable que permite la gestión privada de un servicio público, por lo que negamos, como afirma la Conselleria, que se vaya a producir un deterioro de la calidad asistencial y se garantiza una asistencia óptima, continua y pública en todas las zonas básicas».

Por último, insiste en considerar que el criterio adoptado por la Conselleria de Sanitat sobre el Plan Asistencial de Verano de La Ribera «no está fundamentado y es contradictorio respecto a otras zonas turísticas» y que esto se debe o se puede entender «a una campaña de desprestigio sobre Ribera Salud y el Departamento de La Ribera».

Estas explicaciones no han sido válidas para los consistorios de Cullera y Sueca, que mostraban su malestar y exigían el mantenimiento de los niveles asistenciales en la playa, acusando a la empresa de primar el negocio sobre la atención sanitaria, así como de llevar a cabo una campaña «de miedo» en la población advirtiéndoles del empeoramiento del servicio tras la reversión.

Fotos

Vídeos