Sanidad estudia llevar a los tribunales el plan de atención veraniego en la comarca

Los alcaldes y concejales reunidos ayer con la directora general de Alta Inspección Sanitaria. / lp

La conselleria anuncia una inspección de los consultorios y Sueca y Cullera recogerán firmas contra la «decisión de Ribera Salud»

BELÉN GONZÁLEZ CULLERA.

El enfrentamiento entre la Conselleria de Sanidad, concretamente la Dirección General de Alta Inspección Sanitaria, y la concesionaria de la gestión sanitaria en la comarca, Ribera Salud, sobre la cobertura sanitaria en las zonas playeras durante estos meses de verano continúa. Después de que se filtrara la carta en la que la directora general de este departamento, Isabel González, instara a la empresa a modificar el Plan de Vacaciones presentado para las zonas básicas de Cullera y Sueca, dado el aumento de la población que se produce en las misma durante el periodo estival y tras la reunión, que según Ribera Salud, tenían prevista en Conselleria para darle a conocer el refuerzo de personal que habían llevado a cabo, así como los expedientes con la evolución en los últimos años, la situación no se ha solventado. La Conselleria no ha quedado convencida de las explicaciones dadas por la empresa, puesto que ha trasladado a los ayuntamientos que está estudiando iniciar acciones legales contra Ribera Salud «por no cumplir el plan de atención sanitaria que el Gobierno valenciano le ha exigido».

Así se lo ha expresado la directora de Alta Inspección Sanitaria, Isabel González a los alcaldes y concejales de Sanidad de los ayuntamientos de Cullera y Sueca y las EATIM del Mareny de Barraquetes y el Perelló en la reunión mantenida en Cullera, para analizar la situación actual de los consultorios de la costa de la Ribera Baixa ante la decisión, según califican, «unilateral de la empresa concesionaria del Departamento de Salud, Ribera Salud, de aplicar recortes en la asistencia sanitaria en estas poblaciones durante el verano».

Es por ello que los ayuntamientos, ante lo que consideran «inmovilismo de la empresa, después de haber sido requerida por la misma Conselleria para restablecer los servicios, las poblaciones afectadas queremos», han firmado un comunicado conjunto en el que respalda la decisión de la Conselleria y anuncian, además, que van a iniciar una recogida de firmas «para hacer patente la disconformidad ciudadana con esta decisión de Ribera Salud, la cual atiende únicamente a criterios mercantilistas por encima de la obligación de la empresa de garantizar una asistencia sanitaria en condiciones a los desplazados»

Cabe recordar que Sanidad requiere a la empresa, en el caso de Cullera, que vuelva a abrir el consultorio del Racó y amplíe la atención en el Oasis y el Faro. En el caso del municipio de Sueca, que se amplíe el servicio del Perelló por las tardes y la reapertura de las urgencias además de volver a poner en funcionamiento los consultorios de les Palmeres y el Mareny Blau en las condiciones previas.

Por otra parte, también se informa que la Conselleria inspeccionará los consultorios para comprobar si la asistencia sanitaria que prestan se adecua a las necesidades de la población.

Por su parte, la empresa Ribera Salud asegura no tener conocimiento de ningún Plan de Atención Sanitaria estival elaborado por la Conselleria de Sanitat para la Ribera. «Sólo tenemos constancia de dos cartas de la dirección general de Alta Inspección como contestación al Plan Asistencial de Verano del Departamento de La Ribera».

No obstante, la empresa insiste en que este Plan Asistencial de Ribera Salud «está fundamentado en datos históricos de actividad plenamente justificado» que, recuerda, que han sido «convenientemente explicados» ante la Conselleria.

Recalca que «de existir el citado Plan de la Conselleria, debería estar elaborado por la Dirección General de Asistencia Sanitaria con criterios asistencia» y no por la Dirección General de Alta Inspección que, por contra, asegura «nos ha remitido unos escritos sin fundamento ni base asistencial que han sido paralelamente filtrados a los medios».

Para Ribera Salud, todo este no es nada más que «una estrategia de descrédito» contra ella, para justificar la decisión de revertir el Departamento a la gestión pública, «que no se sostiene con criterios asistenciales y de satisfacción, como así lo refleja el propio informe del Síndic de Comptes sobre concesiones», manifiesta.

También recuerda que el Departamento de La Ribera está realizando un seguimiento diario de la demanda asistencial en las zonas de playa por si fuera necesario aumentar u optimizar los recursos, asegurando que hasta ahora «los informes evidencia que la actividad está transcurriendo con total normalidad, dando asistencia a todas las personas en tiempo y forma».

Fotos

Vídeos