La rotonda de camí de la Creueta de Algemesí solucionará los problemas en la zona en un año

Visita a la zona donde se realizará la rotonda. / lp
Visita a la zona donde se realizará la rotonda. / lp

Més Algemesí se alegra de que se haga esta obra pero lamenta que sea el Ayuntamiento quien tenga que pagar las expropiaciones

MANUEL GARCÍA ALGEMESÍ.

Las obras de la rotonda en la carretera CV-512, en el lugar conocido como el camino Creueta, serán pronto una realidad. Así lo ha confirmado el director general de Obras Públicas, Carlos Domingo, que junto con el subsecretario de la Consejería de Vivienda , Obras Públicas y Vertebración del Territorio, Francesc Signes, y la alcaldesa de la ciudad, Marta Trenzano, han visitado el lugar donde ya se han iniciado los trabajos, según señalaron fuentes municipales mediante un comunicado.

La obra, con 722.000 euros de presupuesto, y un plazo de ejecución de doce meses, viene a solucionar un gran punto de inseguridad viaria, con una doble intersección en un lugar con tránsito intenso, donde se registran alrededor de 7.500 vehículos al día.

La obra, según señalaron las mismas fuentes municipales, «será realizada por la Conselleria de Obras Públicas, mientras que el Consistorio ha cedido los terrenos adquiridos por expropiación. La Conselleria espera acelerar el plazo, puesto que se trata de una actuación que, a priori, no presenta demasiadas complicaciones».

El director general de Obras Públicas, Carlos Domingo, aseguró que se trata de una obra que solucionará uno de los grandes problemas que tenían los vecinos de la ciudad. «Transformaremos esta doble intersección en una rotonda clásica, y con esto, pensamos que se resolverá el problema de seguridad viaria», afirmó.

Por su parte, la alcaldesa de la ciudad, Marta Trenzano, agradeció a la Conselleria la celeridad en este proyecto «que viene a solucionar una reivindicación de hace muchos años de nuestros ciudadanos. Se trata de una zona muy transitada que une una zona escolar con la zona deportiva de la ciudad, además de ser una carretera muy utilizada de salida de la ciudad hacia la playa o el Hospital de la Ribera».

La realización de esta rotonda también permitirá al Consistorio, añadieron las mismas fuentes, «llevar adelante la mejora del acceso a los tres centros escolares de la zona, Cervantes, Ribalta y Alberto Tortajada. Una propuesta ganadora en los presupuestos participativos pero que no podemos realizar hasta que esta rotonda esté acabada», confirmó Trenzano.

Desde Més Algemesí, tras defender la necesidad de la obra y afirmar que su alegría es «mucha», matizaron que ésta es «incompleta», «porque una mala gestión ante la Conselleria por parte de la alcaldesa de Algemesí ha hecho que las expropiaciones las haya tenido que asumir las arcas municipales, cuando lo normal es que lo asuma la propia Conselleria».

De hecho, Josep Bermúdez se remitió a la noticia publicada ayer en la que se informaba del pago de las expropiaciones por una obra similar en Carlet: «La alcaldesa de Compromís, Maria Josep Ortega, sí que ha sabido defender los intereses de su pueblo y ha negociado con la Conselleria que se hiciera cargo de las expropiaciones, algo que es lógico y normal. Lo mismo ha pasado en Real de Gandia».

De este modo, Trenzano, según Bermúdez, «ha hecho el trabajo a medias. Tendremos rotonda pero los terrenos nos costarán 442.000 euros y la obra de la rotonda costará 597.000 euros de hacer. Es lamentable que tengamos una alcaldesa a quien le interese más quedar bien ante una Conselleria dirigida por su partido que de defender los intereses de su partido. Alguna cosa mal habrá hecho cuando a otros pueblos no les cuesta ningún euro».

Bermúdez también criticó el planteamiento negociador ante los afectados: «El concejal de Agricultura planteó erróneamente la negociación y pese a que ofreció un precio generoso de haberse tratado de una compra voluntaria, era absolutamente irreal para una expropiación. Se expropiaron unos terrenos por valor de 68.000 euros que después el jurado de expropiaciones ha valorado en 442.000. Y a ver si no tenemos que pagar más».

Lo lógico, según Més Algemesí, «hubiera sido multiplicar al menos por cuatro la cifra inicial para evitar ir al jurado pero se hizo y al final el jurado ha dado la razón a los propietarios tanto en este caso como en la ampliación del cementerio». Y todo se produce, según está formación, «por no tener una buena estrategia negociadora o por no contratar a un experto para llevar la negociación».

A partir de ahora, continuó Bermúdez, «habrá que sacar un préstamo de más de 800.000 euros para hacer frente a una mala estrategia negociadora ante la Conselleria y ante los propietarios de este terreno y los del cementerio».

Finalmente, desde Més Algemesí insistieron en que se alegran «porque va a solucionarse un problema que hace tiempo de Més Algemesí venía reclamando, pero lamentamos profundamente la desidia del actual gobierno que nos ha causado un grave perjuicio económico, ya que la rotonda no debería haberle costado nada a las arcas municipales, como ha pasado en la ciudad de Carlet».

Fotos

Vídeos