Relacionan las cerámicas de l'Alcúdia con la Dama de Elche

REDACCIÓN L'ALCÚDIA.

Un equipo multidisciplinar de la Universidad de Alicante (UA) ha realizado una investigación que ha revelado que las arcillas para la elaboración de las cerámicas halladas en l'Alcúdia, que van desde el siglo V a.C. hasta el siglo III d.C., tienen el mismo origen que la Dama de Elche: la zona del Pantano de Elche hasta Aspe, al lado de las canteras del Ferriol.

El proyecto 'Caracterización de muestras de l'Alcúdia mediante técnicas no destructivas' se centra en el análisis y caracterización química de los fragmentos de cerámica de la localidad mediante técnicas no destructivas o microdestrutivas, como fluorescencia de rayos X o infrarrojo, detalla la institución universitaria en un comunicado.

Los expertos han comprobado cómo todas las piezas procedentes de Elche poseen características comunes, como la habitual mezcla de arcillas blancas con rojas para la elaboración de cerámicas y las temperaturas de cocción entre 600 y 700 grados. «La arcilla va cambiando y transformándose en función de la temperatura a la que se cuece», ha señalado la investigadora Juana Jordá.

Las gráficas con los resultados de fragmentos de cerámica de l'Alcúdia y de ladrillo de Agost arrojan las mismas medidas, por lo que los investigadores han concluido que las arcillas utilizadas se sitúan en la zona de Aspe y el pantano de Elche. «Esa exactitud la hemos encontrado en una muestra, en otras tenemos grandes similitudes», destacan.

Los investigadores han observado que tomaban la arcilla roja de uso para elaborar la pieza, la cocían y, a continuación, le imprimían una capa de arcilla blanca, cociéndola por segunda vez. Una vez obtenida esta cerámica la pintaban con óxido de hierro «y, por eso, se ve el color verde en el análisis por fluorescencia de RX».

La investigadora ha calificado esta mezcla de arcilla roja con arcilla blanca de «tecnología pura», dado que «algunas de estas pastas son muy similares a las que se producen en la actualidad, lo que pone de manifiesto el alto desarrollo tecnológico que poseían estos alfareros ilicitanos de hace más de 2.000 años».

Fotos

Vídeos