Un puente rojo que divide en Alzira

Estado actual del puente de hierro antes de que continúe el pintado. / lp
Estado actual del puente de hierro antes de que continúe el pintado. / lp

El PP pide que se paralice el pintado de este bien centenario por falta de «consenso»

A. TALAVERA

alzira. El Pont de Ferro de Alzira se encuentra de aniversario ya que se cumplen cien años de su inauguración. Una celebración que no va a estar exenta de polémica ya que el Ayuntamiento de Alzira ha decidido cambiar su color habitual, gris, y pintarlo con el rojo corporativo, un color mucho más llamativo.

El PP, ante este cambio, ha solicitado la paralización inmediata de las tareas de pintado que han comenzado en forma de prueba en una de las bases del puente. Para el grupo de la oposición, una acción de estas características «que consiste en cambiar el color de un elemento distintivo de nuestra ciudad hubiera requerido al menos algo de consenso».

Por ello, el grupo popular ha presentado un escrito por registro de entrada para solicitar que no se continúe con el cambio de color. Además, en otro escrito, el PP solicita al gobierno el expediente administrativo para comprobar que todas las gestiones llevadas a cabo se han realizado de forma correcta ya que se trata de un Bien de Relevancia Local y emblema de la ciudad. «Este pintado cambiará el aspecto que el puente ha tenido a lo largo de estos 100 años de historia», apuntan desde la oposición.

Desde el gobierno de Alzira han explicado que los técnicos han realizado los informes pertinentes y que no existe ningún problema en cambiar el color del puente.

El concejal de Gestión Urbanística, Fernando Pascual, ha lamentado que los ediles populares «desconozcan las normas. Solicitar la suspensión del mantenimiento de este Bien centenario es no querer al pueblo». Sin embargo, el Ayuntamiento facilitara el expediente al grupo de la oposición para que compruebe que estas tareas se encuentran dentro de la legalidad.

Pascual ha recordado que los puentes se pintaron de gris durante la Guerra Civil «para evitar que los bombarderos los localizasen. Por suerte, esa etapa pasó hace tiempo y ahora son muchas las ciudades que eligen otros colores».

Otra de las críticas que ha realizado el grupo popular a este cambio es que se haya «decidido unilateralmente» cuando se trata de uno de los elementos más representativos de Alzira por que «se requiere un consenso mínimo que probablemente no exista ni entre el propio tripartito como viene siendo habitual», ha insinuado la formación de la oposición.

«Esto es un tema de gestión y cuando se gobierna hay que tomar decisiones», ha aclarado el concejal de Gestión Urbanística ante las críticas por no consensuar el cambio de color.

Desde hace un tiempo el equipo de gobierno de Alzira está realizando tareas de repintado en elementos del mobiliario urbano para unificar la imagen de la ciudad utilizando el color corporativo, el rojo. Un hecho que tampoco ha agradado al PP ya que consideran que «no es motivo para que se haya inundado la ciudad de bolardos y papeleras de este color ni justifica que un puente centenario se tenga que pintar de otro color, sino que responde a la iniciativa de algún concejal».

Fernando Pascual ha explicado que el uso del color corporativo se debe a una decisión de unificar la imagen de la ciudad y que este color fue elegido por «unanimidad». De hecho se eligió en la época de gobierno del PP.

Fotos

Vídeos