Los pueblos registran sus consumos de energía para luchar contra el cambio climático

Momento del encuentro de técnicos de Divalterra con representantes de los pueblos de la Vall d'Albaida en Ontinyent. / lp
Momento del encuentro de técnicos de Divalterra con representantes de los pueblos de la Vall d'Albaida en Ontinyent. / lp

La iniciativa forma parte del Pacto de Alcaldías que ha presentado la empresa pública provincial Divalterra a los 18 municipios

BELÉN GONZÁLEZ ONTINYENT.

La empresa pública de la Diputación, Divalterra, ha celebrado en la Vall d'Albaida uno de los encuentros supramunicipales que tiene previsto realizar en las distintas comarcas para darle a conocer las claves del Pacto de las Alcaldías por el Clima y la Energía con el objetivo que sean los municipios los que lideren la lucha por el Medio Ambiente.

Ontinyent acogía dicho encuentro en el que el diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, acompañado por el presidente de la Mancomunidad de la Vall d'Albaida, Vicente Gomar, explicaba a representantes municipales de los 18 municipios que integran esta Mancomunidad las primeras acciones asociadas a esta iniciativa europea.

Según explicó Josep Bort, «son las políticas locales y municipales las que deben liderar las acciones que permitan hacer frente al cambio climático. Por ello, la Diputació de Valencia, como coordinadora territorial del Pacto de Alcaldías, se pone al servicio de los ayuntamientos para guiar, asesorar y acompañar a las entidades locales en este trayecto», y al respecto destacó que «en la comarca de la Vall d'Albaida hemos encontrado una respuesta muy positiva a los compromisos que implican la adhesión al pacto».

Durante la jornada, técnicos de Medio Ambiente de Divalterra trasladaron a los responsables municipales las primeras acciones a realizar para la elaboración de los diferentes documentos que componen el Pacto de las Alcaldías.

Así, en una primera fase, se recopilarán en cada población los datos referentes a los consumos de energía en el municipio, que permitirá la elaboración del Inventario de Emisiones de Referencia (IER). «Se trata de hacer una foto de cómo estamos para, a partir de ahí, establecer un plan capaz de hacer frente a los desafíos que conlleva el cambio climático».

En el IER, se evalúan los consumos de electricidad y combustible, tanto del sector municipal, caso de instalaciones públicas, alumbrado, flota municipal y transporte público; como del no municipal, instalaciones y equipamientos del sector terciario, edificios residenciales y transporte privado y comercial para establecer medidas que permitan reducir consumos de energía y promover nuevas prácticas dirigidas a mitigar el cambio climático.

En una segunda fase se realizará el estudio de Evaluación de Riesgos y Vulnerabilidades de cada municipio para reducir los posibles daños derivados del cambio climático sobre población e infraestructuras. De manera paralela, se elaborará un catálogo de medidas, concretas y adaptadas a cada municipio, para reducir el consumo de energía y promover nuevas prácticas dirigidas a mitigar los efectos del cambio climático.

En la jornada estuvieron presentes alcaldes y alcaldesas de Alfarrasí, Benissoda, Fontanars dels Alforins, El Palomar, Salem, Albaida, Guadassèquies, La Pobla del Duc, Otos, Quatretonda y Terrateig. Asimismo, acudieron representantes municipales de Agullent, Llutxent, Bocairent, Bélgida, L'Olleria, Montitxelvo y Ontinyent.

Desde el área de Medio Ambiente de Divalterra se recuerda, por otra parte, que se han celebrado ya jornadas informativas sobre el Pacto de Alcaldías en otras mancomunidades de la provincia de Valencia.

Así, en en Favara se citaron los primeros ediles, concejales y técnicos municipales de Alcàntera de Xúquer, Alfarp, Antella, Benimodo, Benimuslem, Càrcer, Cotes, Gavarda, Llombai, Manuel, Massalavés, Montroi, Rafelguaraf, Senyera y Tous, así como representantes de la Mancomunidad de la Ribera y la Agencia Energética de la Ribera.

El Pacto de Alcaldías es el principal movimiento europeo en el que participan las autoridades locales y regionales que han asumido el compromiso voluntario de reducir las emisiones de CO2 en un 40% antes de 2030, mejorar la eficiencia energética, utilizar fuentes de energía renovable en sus territorios y desarrollar medidas para adaptarse a las consecuencias del cambio climático. Desde el comienzo, el Pacto ha sido firmado por más de 6.500 ayuntamientos en toda Europa.

Fotos

Vídeos