Promoción de las tradiciones germánicas

El ayuntamiento de Xàtiva./
El ayuntamiento de Xàtiva.

La concejala de Turismo, desde luego, no está para muchos trotes. Entre sus últimas ocurrencias figura la celebración, el primer y el segundo día de Pascua, de talleres para que los pequeños aprendan a construir cachirulos, contra lo que no hay nada que objetar, y elaborar productos tan ajenos a la tradición pascuera setabitana como huevos y conejos de chocolate. Actividad muy popular en Alemania pero tan extraña a una mona bien 'regolada' como una salchicha de Frankfurt.

Dos días de viento huracanado. Con los 98 kilómetros por hora registrados el sábado son dos las veces que, con apenas unos días de diferencia, el viento alcanzó en marzo rachas superiores a los 95 kilómetros por hora en el observatorio que la AEMET posee en el término municipal de Xàtiva.

Apuntalar la historia. No todo han sido malas noticias para el patrimonio histórico artístico setabense esta semana. La Concejalía de Urbanismo ha aprobado, por fin, la inversión de 72.000 euros en la sustitución de la cubierta y otras apremiantes reparaciones en la casa de los Pelejero de la calle En Gai, un edificio con fachada de piedra y escudo de armas barroco que sufrió varios desplomes y amenazaba ruina a pesar de ser de titularidad municipal. «Hemos pasado de dejar caer el patrimonio a invertir en él», aseguró la ponente, Cristina Suñer al anunciar estos esperados trabajos. Frase que en el contexto actual no puede resultar más sarcástica.

Clases de apoyo a la Cobla. Hablando de patrimonio, en este caso musical. En una ciudad que cuenta con un conservatorio, dos sociedades musicales, varios directores, uno de ellos del Coro de la Generalitat Valenciana, el también miembro de la Academia de BB.AA. de San Carlos Francisco Perales, etc., ¿no habrá nadie que dedique una tardes a enseñar a la Cobla Municipal cómo ha de interpretar correctamente la 'Marxa de la ciutat'? Quienes todavía guardan en el recuerdo cómo sonaba en otros tiempos aseguran que a duras penas reconocían las versiones oídas en la pasada Semana Santa.

Estellés pone kilómetros de por medio. Ésta ha sido una Semana Santa en la que ha brillado por su ausencia Jordi Estellés, el más Navarro Valls de los concejales socialistas, al decir de una de las lenguas más afiladas de la ciudad. A diferencia de Roger Cerdà, Xelo Angulo, Lena Baraza y Mariola Sanchis, que han acudido a todas las procesiones 'municipales', Les Cortesies, el Entierro del viernes por la mañana y la Processó Llarga, a Estellés, que es quien mantiene una relación más estrecha con el abad mitrado, José Canet Canet, no se le ha visto el pelo. Indisposición nos aseguran que no ha sufrido ninguna. Por lo que es más que probable que haya aprovechado esta vez las fiestas para alejarse unos días de quienes le dieron la espalda en las pasadas elecciones a la secretaría local del PSPV.

Calinca vuelve al siglo III. El dramaturgo y escritor Tadeus Calinca consigue cuanto se propone. Autor de obras de teatro como 'El Gran Paulo', 'Phoebon', 'Hipnosi', 'El genet blau' y 'Sarcasme', debutó como narrador con una novela histórica, 'Monte Alma', a la que se acaba de sumar 'Principes mundi', ambientada, al igual que la anterior, en la antigua Roma. Horas después de presentarla en Xàtiva corrió el medio maratón de Valencia y, si se ha marcado correr uno completo este año, pierdan cuidado que lo conseguirá. 'Né' Jesús Sanchis Calabuig, el 'socarrat' Tadeus Calinca es profesor de la Escuela Oficial de Idiomas de Valencia y hermano del entrenador y directivo furtbolístico José E. Sanchis, autor, asimismo, de libros como 'La història gràfica de l'Olímpic', en colaboración con J. Gª Paños, y 'C.D. Olímpic de Xàtiva'.

¿Otro monumento para Alcocel? Sólo las mentes más calenturientas del lugar pueden pensar que el Ayuntamiento va a erigir un monumento en recuerdo de las víctimas setabenses -¿A los demás que les den para el pelo?- de los campos de exterminio nazis para que el concejal Alcocel Maset y su piquete tengan otra escultura de la que colgar un irreverente delantal morado el año que viene.

Subida de tarifas deportivas. Suben las tarifas de la Ciutat de l'Esport. Y eso que todavía no han empezado las obras de cubrición de la piscina y la condena a indemnizar a la empresa que la construyó se supo después de la aprobación del incremento tarifario.

Más que Madrid y Barcelona juntas. Alguien de la delegación de Tránsito -no diremos quién porque luego todo se sabe- desconoce el significado de la palabra 'aparcamiento'. Está anunciando a los cuatro puntos cardinales que se han creado «184 nuevos aparcamientos municipales» y no es así de ninguna de las maneras. Ni contando los habilitados en solares del casco antiguo, que serán muy prácticos, pero constituyen una destrucción de la trama urbana histórica, llegarán a la docena, ¿cómo va a haber 184? Muy señores nuestros. Un aparcamiento es, según señala el Diccionario de la Rel Academia Española, «un lugar o recinto destinado para aparcar vehículos». Porque, ¿no querrá convencernos el señor Lorente López de que a cobrar por estacionar en la calle se le llama ahora crear o construir «aparcamientos municipales», verdad?

Agua 3'5 veces más cara. El precio del agua varía hasta un 350% de unas regiones a otras y entre unos municipios y otros. Tengamos presente este dato cada vez que se corte el suministro en Xàtiva. Es una de las cifras más llamativas contenidas en el 'Libro blanco de la economía del agua', elaborado recientemente por tres universidades españolas. Pero no es la única. Xàtiva se encuentra en la parte baja de la horquilla tarifaria, no en vano posee uno de los mejores manantiales de la Comunitat Valenciana, el de Bellús, pero podría subir varios enteros, como indicamos en una ocasión anterior a la publicación de este informe, si la Administración municipal deja que el servicio se vaya degradando para, llegado el momento en que la insatisfacción ciudadana se haya generalizado lo suficiente, privatizarlo. En un tipo de trueque, como el que han cerrado tantos consistorios, que es pan consistorial para hoy, porque sólo el gobierno local de turno resulta beneficiado en la operación al recibir una fuerte inyección económica, y hambre para siempre, porque los setabenses tendrían que pagar más por un agua que es suya desde tiempo inmemorial.

Fotos

Vídeos